Lord Öröm

50 Sombras de Grey y el BDSM

img_37216_7b529392d114791bf545d1567f2b8367_1

Cincuenta sombras de Grey es una novela de carácter erótico, creada por la autora británica E. L. James en el año 2011. Es una trilogía que describe la relación con carácter BDSM entre el joven magnate de negocios Christian Grey y una recién graduada de la universidad, Anastasia Steele. Llevada al cine el 2015, estando a punto de salir la segunda parte este 2017, por el director Sam Taylor-Johnson, guionista a Kelly Marcel y entre su reparto se encuentran Dakota Johnson, Jamie Dornan, Jennifer Ehle.

Bueno hasta este punto, toda persona viviente que en algún momento haya tenido una mínima conversación sobre erotismo en estos últimos años, ya lo debería de saber. El problema viene cuando se dice “Es una película BDSM” Si bien es cierto, que algo hay que agradecerle, cómo es que es una mirada al erotismo desde la perspectiva y la sensibilidad femenina que, de algún modo, hace justicia a una búsqueda incesante de la excitación sexual más allá de los atavismos del patriarcado. También hay que criticarle otras tantas, cómo la visión simplificada del BDSM, la falta de documentación, el esbozo pobre del sadomasoquismo, y porque no decirlo, lo espantosa que es la película, dicho por muchos críticos de cine.

Pero vamos a lo que nos importa, cómo esto le afecta al mundo BDSM, por un lado cabría decir que abre las puertas a mucha gente que desconocía este mundo, a poder descubrir algo más de su persona, descubrir una nueva manera de entender la sexualidad y las relaciones, ampliar horizontes. Pero el problema viene, en cómo puede el público recibir a sus personajes cómo máximos exponentes identificativos del mundo SM, viendo a un Grey carente de principios o a una Anastasia vacilante y carente de objetividad.

Las relaciones BDSM si en algo se caracterizan es en la confianza, implícita para poder llevar los juegos, la comunicación y el respeto. Si el público, no es educado en esta idea, y trata de adentrarse en este mundo sin saber cuáles son los principios básicos de esta subcultura tan solo podemos esperar a la catástrofe de sus participantes.

-Lörd Öröm-

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top