CONSEJOS

9 zonas eróticas que te mueres porque te toquen

slim-1391235_960_720

Vamos a ver. El sexo no son sólo los genitales. El cuerpo entero, toda tu piel tiene debajo nervios que reaccionan ante una caricia, ante el aire frío, ante el calor. Y por eso es que también hay que prestar atención a esas zonas.

En el caso de los hombres muchos consideran que a una mujer hay que conducirla al orgasmo a través del coito pero no se dan cuenta que los preliminares, si saben dónde tocar, son mucho más efectivos y nos ayudan a alcanzar el clímax casi al mismo tiempo que ellos (a veces hasta antes) con lo que eso de “terminar a la vez” no se ve como algo que solo aparece en la televisión, el cine o las novelas. Puede ser una realidad.

Ahora bien, ¿dónde nos morimos porque nos toquen? Pues…

  • En la oreja. Más concretamente en el lóbulo de la oreja. Si se hace con el pulgar y el índice, presionando un poco, chupando, lamiendo o haciendo que el aire roce esa zona nos va a acabar derritiendo. Que no te digan que el lóbulo es insensible porque, si se sabe tocar, puede ser muy erógeno.
  • La garganta. Aquí hay que hacerlo de manera muy suave porque algunas mujeres pueden sentirse incómodas al rozarle en esa zona (el motivo es que no les gusta porque son más sensibles (y no de placer)). Por eso es que hay que acariciarlo muy despacio, casi sin tocarlo, pero dejando claro que estás ahí. Un beso, un lametón suave, una caricia con tus labios y seguro que sacas algunos gemidos de ella. Si en lugar de la garganta vas al cuello, es decir, a los laterales, entonces puedes ser un poco más rudo, morderla, arañarla incluso, dependiendo de los gustos de ella.
  • Las manos. Por si no lo sabías, las manos tienen muchos receptores sensoriales y hará que, al rozarla, ella misma empiece a notar un cosquilleo. A veces le puede dar la risa, o la apartará para rascarse porque siente un cosquilleo. Eso te dirá que le gusta y que si le das un beso, o le lames (por ejemplo el interior de la muñeca, donde las venas se señalan más), harás que se vuelva loca.
  • El pelo. Porque el que te toquen el pelo también es erógeno debido a los nervios que se tienen en la cabeza y al placer que se siente. Si hasta haciéndolo nosotras sola conseguimos ese placer, imagina con tu pareja.
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top