Domina Ishtar

BDSM, el poder de la mente D/s

img_23965_aaa9b91ada9227e92e8c90788bdcd068_1

El dominio de la mente humana es muy complejo pero no imposible. Vamos a conocer un poco cómo tener éxito en un primer contacto D/s.

El éxito dentro del BDSM como poder y dominación de una mente no solo radica en el conocimiento de la persona que va a ser dominada, en su estudio exhaustivo, en realizar preguntas y plantear situaciones muy sencillas y esperar reacciones, también es necesario saber plantear esas preguntas y situaciones, pero además saber estudiarlas y reaccionar de forma fría y calculada. Hay personas que de forma innata tienen un poder de persuasión increíble y son capaces de jugar con el arte del dominio mental de forma casi natural, en cambio hay quienes son totalmente incapaces, aún y asistiendo a talleres o realizando estudios concretos.

La diferencia entre ambas es la forma de gestionar los propios sentimientos o emociones, a una le afecta y a la otra no, una reacciona y hace aflorar sentimientos y la otra resta impasible sin que éstos le afecten. Destripemos un poco más esta forma de actuar…

La primera impresión que una mente sumisa obtiene de una mente dominante es lo que hará que exista el éxito o el fracaso en la relación D/s.

Como inicio es primordial transmitir seguridad y fuerza, pero eso no quiere decir que, si no se consigue, una mente dominante no pueda realizar bien su trabajo sino que la mente sumisa no está en conexión con la dominante. Cuando esto sucede, es mejor no forzar la relación sino destruirla antes de que empiece. En muchas ocasiones esa decisión firme de “no eres sumiso digno para mí” puede hacer que la conexión de pronto aparezca. La respuesta es sencilla: posiblemente las preguntas o la forma de dirigir esas preguntas durante ese primer contacto no están planteadas de forma correcta, parecen pobres, sin fuerza, pueden dar a entender incapacidad dominante y radicalmente la mente sumisa, que espera más y nada menos que PODER, al no sentirlo, se cierra y desconfía, se le cae el mito y pierde interés. Por ello, cuando se toma una decisión de forma firme y rotunda, la mente sumisa vuelve a confiar, se abre, vuelve a ser receptiva y está dispuesta a seguir sintiendo ese poder que le atrae y cautiva. El primer paso está dado, la mente dominante otorga seguridad, confianza y misterio, la mente sumisa, a partir de entonces se sentirá atraída y deseará más… Se estableció la conexión imprescindible entre ambas. A partir de ahí no se puede bajar la guardia, deben seguir las preguntas, otro día, en otra ocasión, no en ese momento.

Hay que dejar que la mente sumisa desee, necesite preguntar, saber más, gestione sus dudas. Para el siguiente paso utilizaremos la necesidad. Hay que dejar pasar un día o dos para volver a contactar con el sumiso, con preguntas estudiadas, con seguridad y confianza, y tener claro si realmente la mente dominante desea esa mente sumisa dispuesta a ser absorbida y controlada. Hay que tener mucho cuidado en el espacio de tiempo que se deja, ya que si es excesivo, el sumiso que contactó, por su necesidad de encontrar, posiblemente siga buscando y encuentre conexión rápida con otra mente dominante.

Es un trabajo mucho más sencillo que el anterior, porque se trata únicamente de conocer qué es lo que busca esa mente sumisa, debemos tener claro que cada persona es diferente y que no se puede hacer un patrón general para todos los sumisos, así que hay que emplear un esfuerzo en conocerlos personalmente y de forma individual.

Una vez se tiene el conocimiento necesario del sumiso, un arma de doble filo por otra parte, porque aquí se puede ver claramente las capacidades del dominante y hay que ser consecuentes con la decisión que se tome, pasaremos a crear el deseo y el enganche.

Aquí es donde se necesita la imaginación y el factor sorpresa, el dar pero solo la punta, el mostrar pero no todo, el dejar entrever y que su imaginación también se active… A partir de lo que hemos visto y mencionado, ya existe todo lo necesario para empezar en serio, pero nunca hay que olvidar que mantener cuesta más que crear.

********

Todos los análisis se basan en mi propia experiencia, una experiencia que durante mucho tiempo ha tratado a los dos géneros sumisos. Aclararemos también que según sea el dominante, yo, en este caso, así son los sumisos, hombres y mujeres que se sienten atraídos y se acercan a mí. Por ello, no quiero acoger a todo tipo de personas sino a las que viven la dominación como yo o a los sumisos que quieren vivirla junto a mí. Sirva todo ello para analizar, no para criticar ni sentenciar nada ni a nadie. Cada persona vive una misma situación de manera distinta y eso es lo que nos hace únicos e irrepetibles. Sólo quiero mostrar lo que sé y lo que he aprendido y allá cada uno con lo que quiera quedarse o rechazar .

Domina Ishtar – www.dominaishtar.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top