BDSM

BDSM siendo discapacitada…¡Se puede!

woman-218764_960_720

El BDSM es una de las prácticas sexuales de las cuales más se habla hoy en día. Y la verdad es que se está poniendo de moda gracias a los libros eróticos que están saliendo y que prece que aún hoy día van a salir más. Sin embargo, algo de lo que quizás no se oye hablar es de las personas discapacitadas que buscan, de alguna forma, descubrir el BDSM, porque los hay.

Lo cierto es que podemos citar varios casos de personas, sordomudas, ciegas, en silla de ruedas, etc. que son Amos o sumisos, Amas o sumisas y que viven su sexualidad siendo conscientes de la discapacidad que tienen pero, al mismo tiempo, haciendo que ésta no les impida vivir una forma de vida que uno pensaría hay que estar “sano” para hacerlo, es decir, sin discapacidades.

Casos concretos te podríamos contar bastantes ya que, aunque no se sepan, son muchas las personas que se han interesado por el bdsm o bien lo viven desde hace años, y han descubierto que es una forma de vida (sexual en algunos casos, de 24 horas en otros) que les gusta y quieren seguir con ella.

Por supuesto, después está la otra parte, la pareja en este caso que ha de lidiar con la discapacidad.

No se puede obviar que, una discapacidad, limita los juegos en algún sentido pero, cuando te importa la otra persona, y buscas el placer de la misma, la discapacidad es solo una forma de jugar con ella, de encontrar un punto medio en el que el placer de ambos se consigue.

¿Conoces tú a alguna pareja donde la discapacidad forme parte de su práctica de BDSM? Seguro que, a la pregunta, si la discapacidad les limita, te dirán que no. Es solo que hay que buscar otra forma de hacer las cosas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top