BDSM

Cómo dar con el dom adecuado

bdsm-1968475_960_720

Hay ocasiones en las que te gustaría jugar un poco a la dominación y sumisión. Puede ser que seas más sumisa y que, por tanto, estés buscando un dom que te haga sentir lo que se siente en 50 sombras de Grey (que ya os decimos que eso no es un verdadero Amo).

El caso es que esta práctica requiere de una seguridad extrema porque nunca sabes lo que te puedes encontrar en la calle y los doms pueden tener mucho poder sobre una misma al punto de obligarte a hacer cosas que realmente no quieres hacer.

Por eso, ¿cómo dar con el dom adecuado? Pues hay algunas claves que te lo van a decir:

Tiempo para conocerlo. De hecho, si esa persona intenta acelerar las cosas, que al final tengáis sexo o cualquier cosa que no te da confianza, mejor pasa de él, no es un dominante adecuado y solo busca lo que busca: follar. En ese tiempo que pases con él puedes pedir información, saber cómo trata a los demás, es decir, conocerlo bien, para saber si te puedes fiar de él o no. Y sí, ya sabemos que puede cansarse de esperar, pero un dom adecuado no lo hará si ve en ti lo que busca, lo que necesita.

No te manipula. Ni sientes que haces cosas que no quieres, o te hace pensar que has hecho cosas mal cuando en realidad no es así (dentro de la dominación y sumisión, por supuesto).

No te aísla. Y con esto queremos decir que no te obliga a estar solo con él o con su grupo, que te da libertad y te deja hacer las cosas a tu modo. Una cosa es el “juego” que puede ser de unas horas, y otra la vida real donde tienes voz y voto.

Tiene coherencia en lo que dice y lo que hace. Una cosa es dorar la píldora, es decir, decirte que va a hacer las cosas que te gustan o que él lo hace así y otra cosa es lo que realmente puedas ver que no casa con lo que dice. Cuando eso pasa, es que no es una persona de fiar.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top