BDSM

¿Cómo es un verdadero contrato de sumisión?

de-negocios-del-apreton-de-manos-trato-de-felicitacion-en-el-trabajo_1150-645

Cuando estás en una relación de BDSM, cuando tienes un Amo o una Ama, se te puede plantear, si vais en serio y queréis jugar solo entre dos, es decir, que haya lealtad y pertenencia a ese dominante, que firmes un contrato de sumisión.

¿Recuerdas el contrato de sumisión de la novela 50 sombras de Grey? Pues has de saber que, ese tipo de contratos, existen en la vida real, y que pueden redactarse de una forma o de otro, siempre poniendo todo lo que se puede hacer, lo que no, y a lo que se somete la persona sumisa, aunque también encontramos en el contrato las obligaciones del dominante.

Parece una tontería pero, en realidad, el compromiso de ser Amo/a sumiso/a no es para nada algo que lleve a risa. Hablamos de una relación, aunque sea sexual para la práctica del BDSM, donde se quiere que esa persona sea única y exclusiva de una persona y, para ello, se celebra ese contrato que, por supuesto, no tiene validez más que para el juego del BDSM. En realidad, ni él o ella te pertenece, ni tú le perteneces a esa persona.

Sin embargo, el contrato de sumisión es algo así como el collar. En él ambos ponen por escrito a todo lo que se comprometen y las obligaciones  que van a cumplir para satisfacer los deseos de la otra persona. Y, por supuesto, tienen que cumplirlo.

Habitualmente no hay un “sueldo” ni una “remuneración” por ser sumisa de nadie. De hecho tampoco se van a ocupar de ti por firmar el contrato (eso solo queda en la ficción) pero sí pueden exigir análisis periódicos para comprobar la salud de la sumisa y lo mismo con el dominante, así como otras peticiones que no son tan extrañas como puedes pensar.

En internet puedes encontrar muchos tipos de contratos de BDSM que después se pueden retocar para cada relación en concreto. Todo depende de lo que las personas quieran o estén dispuestas a hacer en esa relación que inician. Finalmente, decir que el contrato se puede romper en cualquier momento (de hecho puede haber alguna cláusula al respecto sobre los pasos a dar en esa situación).

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top