bienestar

Cómo liarte con tu compañero de trabajo

people-2557396_960_720 (1)

Si te pones a echar cuentas, el lugar de trabajo es casi como nuestra primera casa mientras que después el hogar es la segunda casa. Eso implica que pases muchas más horas en el trabajo que en casa y, claro, los roces, el tener compañeros de trabajo puede hacer que, de todos ellos, uno destaque y quieras algo más que ser simplemente compañeros.

¿Quieres lanzarte a la piscina y ligarlo? Pues vamos a ello, porque vamos a darte algunas claves con las que liarte con tu compañero de trabajo.

Lo primero que debemos hacer es advertirte porque, si tienes pareja, lo mejor es que no lo hagas. La infidelidad, aunque ahora no se vea tan mal, no está bien porque, para eso, mejor dejar una relación antes de empezar otra. Pero ahí lo dejamos.

Coquetea. Intenta hacer que la otra persona se fije en ti, ver las intenciones que tendría contigo. Una cosa es que tú quieras ligártelo, otra que realmente quiera la otra persona. Así que si no vas de frente, dudamos mucho que lo consigas. Tienes que dejarle claras tus intenciones, no esperar que sea la otra persona quien vaya a dar el paso porque no suele ocurrir.

Paciencia. Ligar con un compañero no quiere decir que de la noche a la mañana estéis escondiéndoos en la oficina para mantener relaciones sexuales. La cosa va lenta, sobre todo si quieres algo duradero y no un polvo.

Amistad, relación, amor. Esos flechazos que salen en las películas rara vez pasan en la vida real. Y decimos rara vez porque en realidad sí que pasan. Pero lo normal es que el amor venga con el tiempo. Es mejor empezar siendo amigos y después saliendo más veces juntos para ver cómo os va como pareja. El amor, si realmente te importa esa persona, irá naciendo, como una flor. Eso sí, ambos tendréis que cuidarlo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top