BDSM

Cuál es el origen del BDSM

handcuffs-964522_960_720

El BDSM es algo que hoy día está muy de moda. Por supuesto, no es el BDSM de antes, ya que ha evolucionado, y el que está de moda tampoco es realmente el BDSM de verdad, ese que practican pocas personas y que, muchos, podrían considerar que es una humillación o una forma de maltrato hacia la otra persona.

Pero hoy no vamos a hablarte exactamente de eso, sino de cuál es el origen de esta práctica sexual ya que, como muchas otras, tiene un inicio y un porqué. Y en este caso es algo muy oscuro.

Para ello nos tenemos que situar en el siglo IX a. C. donde, en Artemis Orthia, una de las zonas religiosas más importantes de las antigua Esparta, se realizaban flagelaciones rituales, una forma de dar culto a la Orthia.

Un poco más adelante, en el siglo VI a.C. tenemos una de las pruebas gráficas más “sadomasoquistas” ya que, en el interior de la tumba de flagelación (Tomba della Fustigazione), podemos ver a una mujer con un bastón y una mano en una situación erótica flagelando a dos hombres. Sin embargo, no es lo único que hay, hay muchas más referencias gráficas a lo largo de los años de prácticas similares relacionadas con el BDSM: libros donde las personas son azotadas, flageladas, utilizando otros objetos para la penetración, etc.

De hecho, en el propio Kamasutra se describen cuatro formas diferentes de golpear durante las relaciones sexuales así como dónde hacerlo y sacar diferentes “gritos de dolor”. Algunos consideran que también el Kamasutra es uno es de los primeros recursos escritos de las actividades sadomasoquistas así como de las normas de seguridad.

Los más estudiosos opinan que el BDSM pasó de ser una forma religiosa o de “tortura” en el siglo XVIII cuando empezaron a tomar una conducta más relacionada con el sexo y a que ésta formara parte de la “diversión” sexual. De hecho, en 1769 hay indicios de prostíbulos que se especializaban en flagelaciones porque, en 1749 se puso de moda una escena concreta del libro de John Cleland Fanny Hill.

Así, podríamos decir que las flagelaciones son el origen del BDSM así como la propia dominación hacia una persona.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top