CONSEJOS

El himen

girl-1258739_960_720

Hasta hace unos años el himen era considerado un tabú del que no debía hablarse, más que nada porque implicaba una relación muy directa con la virginidad, un tema que, para las mujeres, era motivo de callar. Sin embargo, el himen, esa pequeña membrana, muy fina, es fácil de romper, y no tiene por qué ser un tema del que no se hable, ¿o cómo vas a saber el tipo de himen que tienes?

Tipos de himen

Himen sin perforación. Es un himen que cubre toda la vagina y no es lo más normal ni recomendable porque, a la hora de la menstruación, la sangre necesita salir y no puede hacerlo por lo que hay que practicar una cirugía para abrirlo.

Himen micro perforado. Se trata de un himen que está casi completo, solo tiene una pequeña abertura muy pequeñita. De nuevo se requiere una cirugía para abrirlo más.

Himen tabicado. Este tipo de himen tiene una tira de tejido extra (que ya sabes que el himen normalmente es una membrana muy delgada) que hace que se den dos aberturas vaginales. Esto puede provocar problemas para los tampones (ya que al tener dos aberturas, solo sellas uno con el tampón). La solución pasa por una cirugía.

Himen normal. El himen normal suele ser de media luna, es decir, es un himen que permite la salida de la sangre de la menstruación sin que haya problemas (aunque sí para la penetración al principio).

Ahora ya sabes los tipos de himen que hay pero no tiene por qué estar relacionado con la virginidad ya que el himen, al ser tan delgado, se puede romper practicando ejercicio o con cualquier movimiento y no implica que se pierda la virginidad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top