cultura

El sexo se extingue en Japón

templo-en-un-dia-gris_1136-158

Supongo que no va a pasar como los dinosaurios, que de esos ya no queda mucho para volver a resucitarlos. Pero una realidad que se está viendo y que no viene de nuevas es que, en Japón, el sexo ha pasado a un segundo o tercer lugar. Para ellos ya no es tan importante.

Se sabe que en Japón tienen una baja natalidad, provocada por supuesto por la falta de sexo. Pero si vemos los datos que tenemos, nos encontramos con que el 42 y el 44% de hombres y mujeres respectivamente de 18 a 34 años, son aún vírgenes. ¿Quiere decir que ya no les interesa el sexo? ¿Al país donde más pornografía, fantasías sexuales y demás aspectos relacionados con el sexo hay?

En Japón hay un término para definir a los jóvenes que no tienen relaciones sexuales ni las buscan y que les gustan más las relaciones virtuales o estar pegados a un ordenador: “soushoku danshi”, “hombres herbívoros”. Teniendo en cuenta que allí las nuevas tecnologías siempre están a la orden del día, es normal pensar en ello y que muchas personas se acostumbre desde pequeños a encerrarse en habitaciones y mantener contacto con otras personas a través de ordenadores y móviles.

De hecho, entre el 60 y el 75% de los hombres solteros entre 20 y 40 años se definen como tales, hombres herbívoros que solo quieren una vida tranquila y saludable donde no hay lugar ni al matrimonio ni al sexo.

Si nos centramos en los hombres casados, una vez se tiene el primer hijo el hombre ve a la mujer como una madre y la apatía sexual se hace fuerte en la relación de pareja. No es algo que sólo ocurra en Japón, hay otros países que están registrando esta nueva tendencia y no debemos olvidar de los adolescentes “ace” de las que hemos hablado y que nos hacen ver que tampoco ellos tienen ganas de sexo, estén en el país que estén. Pero, ¿querrá esto decir que la humanidad empieza a estar en peligro? Recordemos que ya se ha vaticinado que el sexo con robots está más cerca de lo que parece (de hecho hay una empresa que ya vende dos robots, uno masculino (más caro, casi el doble) y otro femenino).

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top