ETS

ETS poco conocidas

medic-563423_960_720

Contagiarse de una enfermedad de transmisión sexual no es algo que quiera nadie. De hecho, es uno de los mayores temores que existen, sobre todo cuando mantienes relaciones sexuales con personas que conoces poco o que dudas que no mantengan otras relaciones con otras personas.

Hoy día hay muchas enfermedades de transmisión sexual y mucha información al respecto. Hombres y mujeres conocen cuáles son las ETS más habituales y cuáles son los síntomas. Además, gracias a internet tenemos a acceso a ese tipo de información que nos ayuda a descubrir si nos está pasando algo. Pero, ¿realmente conocemos todas las enfermedades de transmisión sexual? Lo cierto es que no.

Aparte de las ETS más conocidas, como es el papiloma, sífilis, gonorrea, candidiasis, etc., hay otras ETS que no son tan conocidas pero que también son enfermedades que pueden contraerse en el encuentro sexual y que conviene conocer. ¿Quieres saber de ellas?

Granuloma inguinal. Este nombre tan extraño engloba una enfermedad debido a la falta de higiene en la zona genital. Afecta tanto a hombres como a mujeres.

Citomegalovirus. Es un virus que no tiene síntomas cuando lo contraes y que se contagia por los fluidos corporales. De hecho, aquellos que padecen citomegalovirus lo tienen de por vida y pueden contagiarlo a otros.

Anexitis. Es una inflamación que solo afecta a las mujeres pues inflama el útero.

Chancroide. Es una de las enfermedades de transmisión sexual más dolorosa y desagradable. Se caracteriza por úlceras espesas con bordes amarillentos que producen mucho dolor al orinar o al tener relaciones sexuales.

Epididimitis. Su nombre, un poco chistoso, es en realidad una ETS importante, sobre todo para los hombres pues se trata de una hinchazón del epidídimo. Entre los síntomas que tiene, uno de ellos es la eyaculación dolorosa y/o con sangre, lo que asusta mucho más a los hombres. Además, hay pesadez en los testículos y puede aparecer fiebre.

Estas son solo algunas de las muchas enfermedades de transmisión sexual que no se conocen tanto como las comunes y es por eso que hay que mantener un control activo en esa zona para evitar cualquier problema. Conocer tu cuerpo para saber cuándo algo va mal es importante.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top