DISFUNCIONES SEXUALES

¿Gatillazo? Hora de controlar los excesos veraniegos de tu hombre

comprobacion-del-tiempo_447-19321824

El verano es uno de los mejores momentos para vivir en pareja porque las dos personas tenéis tiempo más que suficiente para dedicar a la otra y las relaciones sexuales, por el hecho de no tener que estar pendiente del reloj. Como se hace más placentero, puede ocurrir el caso en el que, cuando estéis en el tema, tu pareja tenga un gatillazo.

Tener un gatillazo no es un problema. El problema radica en que ese gatillazo se produzca varias veces y no precisamente porque estáis estresados o nerviosos. ¿Has considerado que puede ser debido a los excesos veraniegos que estáis teniendo?

Algo en lo que no muchas personas piensan es que la alimentación y el sobrepeso puede tener cierta relación con los problemas de disfunción eréctil en el hombre y por eso muchos expertos y médicos están intentando avisar que el alcohol junto con las drogas y la alimentación desmedida puede provocar qué haya gatillazos o que no se disfrute del todo del sexo porque no se pueda desempeñar de una forma adecuada.

El alcohol

Si citamos a Shakespeare en la obra Macbeth podemos decir que el alcohol provoca y desprovoca aumenta el deseo, pero frustra la ejecución. Es verdad que el alcohol produce un efecto relajante y desinhibido logrando que una persona que es muy tímida pues sea un poco más lanzada. Pero también puede provocar un efecto negativo tanto en el hombre como la mujer.

Las drogas

Hoy en día, una de las drogas que más problemas causan en las relaciones sexuales es la heroína porque hace desaparecer el deseo y la eyaculación provocando que la persona que la consume no tenga ganas de sexo.

La alimentación

La alimentación es algo por lo que no te preocupas en verano porque has estado prácticamente todo el año preparándote para disfrutar y descansar y saltarte la dieta lo más posible.

El problema es que la alimentación sí que influye en el desempeño sexual de una persona no solo porque tengas la sensación de estar llena y eso provoque que no te apetezca tener relaciones sexuales, sino que el tipo de alimentación que se consume en verano, casi siempre muy grasa, hace que las hormonas relacionadas con el sexo bajen a mínimos y no se tengan ganas.

Además, se ponen en peligro muchos de los órganos del cuerpo como puede ser el corazón, el hígado, los riñones, etcétera.

Así que, si está pasando esto en la pareja, quizás sería mejor echar un vistazo a la forma de vida que estáis llevando y cambiar algunos detalles.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top