CURIOSIDADES

¿Había diferentes prostitutas en Roma?

coliseo-romano-visto-desde-lejos_1219-15

Siempre se ha dicho que la prostitución es el oficio más viejo del mundo, junto con la política. Hay mucho que contar sobre la prostitución ya que, aunque ahora se ve como un trabajo deshonroso, y que no es adecuado, hace años no estaba tan mal visto.

En este caso, y por tomar un lugar en el mundo, nos vamos a ir a Roma, donde la sexualidad y el sexo parecía ser el pan de todos los días. Ya sabemos que Roma era uno de los lugares donde se permitían muchos actos sexuales, y donde daba igual que fueran entre personas heterosexuales u homosexuales.

Dentro de las prostitutas, hemos de diferenciar aquellas que lo hacían como obligación de las que disfrutaban haciéndolo. También hay que diferenciar las que trabajaban de una forma y las que lo hacían de otro. Según el derecho romano, las meretrices, y muchas prostitutas, no eran castigadas sino que solo se las etiquetaba como “probrosae”, es decir, que no tenían derecho a casarse con ciudadanos romanos libres. Pero esto, como en todo, también cambiaba según quién gobernara.

Pero vamos a lo que vamos, ¿qué tipos de prostitutas había en Roma? Lejos de poder nombrarlas a todas, las más conocidas eran.

Delicatae. Eran prostitutas de primera, mujeres que elegían con quién acostarse y cobraban muy bien por ello. Se dice que podían ser meretrices que buscaban también con quien casarse y, por supuesto, la ley no se lo impedía, si no, a la vista está Valeria Messalina, la esposa del emperador Claudio, de la que se dice era ninfómana y que por eso se prostituía.

Copae. Eran mujeres que trabajaban en una tienda de bebida y comida (como un bar) llamara Caupona. Allí los hombres iban, se tomaban algo y, de paso, pasaban un buen rato.

Pala. Eran prostitutas que habían sido compradas y obligadas a la prostitución para poder mantenerse o mantener a su familia.

Forariae. Eran mujeres que ejercían su trabajo en las afueras de las ciudades o bien en caminos alejados (como si estuvieras de paso y necesitaras un “alivio”).

Bustuariae. Eran mujeres que se situaban cerca de los cementerios para ejercer la prostitución. De hecho, muchas de ellas lo hacían en los propios cementerios.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top