PSICOLOGÍA

Hibristofilia, esa atracción por asesinos, ladrones…

joven-hombre-de-negocios-enojado-expresion_1194-1686

Tener fantasías sexuales es algo habitual en todos los individuos. Todos tenemos sueños, o hay escenas que nos hacen excitarnos porque nos gustan, ya sea porque queremos hacerlo o solo porque disfrutamos de ello.

Sin embargo, una de las parafilias que quizá da más miedo y que puede provocar consecuencias muy negativas en la persona es la llamada hibristofilia. ¿Has oído hablar de ella?

La hibristofilia es la atracción hacia personas peligrosas. Y no hablamos de un hombre o una mujer con un carácter difícil, hablamos de asesinos, ladrones, delincuentes de cualquier tipo, violadores, etc. La atracción de esas personas es por mantener una relación sexual con esa persona. De hecho, podríamos poner otro ejemplo, de hombres y mujeres que se ven atraídos por parejas que son infieles.

La persona que sufre de hibristofilia llega a adorar y a admirar a estas personas, hasta el punto de querer conocerlo y unirse sentimentalmente a ella, a veces para toda la vida, disculpando todos los actos que hagan, aunque sean malos y atenten contra la seguridad de otras personas; porque para ellas eso es algo admirable y que todos deberían aplaudir por hacerlo.

Hablando psicológicamente, lo cierto es que no hay motivos por los cuales se produce esto y muchos lo llegan a comparar con el fanatismo (en lugar de ser fan de un actor o una estrella de la música lo son de asesinos, violadores, etc.). Lo que sí se sabe es que esto puede traer consecuencias nefastas en esa persona (desde apartarla de la sociedad hasta atentados contra su vida, sin olvidar que convive con una persona que puede hacerle daño).

Un caso real de esta parafilia es el caso del asesino en serie Ted Bundy que mató a unas 100 mujeres y sin embargo su detención y juicio atrajo a docenas de mujeres que se habían enamorado de él.

Quizá sea por eso que en muchas películas, novelas, etc. se explota el “chico malo” como protagonista y el que se lleva a la chica, porque de alguna forma son muchas las mujeres las que, de alguna forma, quieren enfrentarse al peligro.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top