bienestar

Juegos de BDSM para explorar tu lado Grey o tu lado Anastasia (II)

aviator-1322531_960_720

Seguimos con esos juegos que van a lograr sacar de ti ese lado Grey o lado Anastasia. Un dato importante es que el dominante no tiene por qué ser siempre el hombre de igual modo que, la sumisa, sea la mujer. Siempre se pueden intercambiar los papeles y ver qué es lo que gusta más. Quizá puedas sorprenderte de ese experimento.

Privación

La privación de los sentidos puede ser un gran estímulo. Y es que por ejemplo, si vendas los ojos y acaricias a esa persona, la pérdida de ese sentido agudizará los demás, dejándola mucho más sensible. Si además le tapas los oídos, conseguirás que sólo huela y sienta, y la excitación aumentará mucho más. Por supuesto, siempre habrá alguna palabra de seguridad en caso de ansiedad o agobio, pero no suelen utilizarse en esos momentos si se hace bien el juego.

Azotes

Los azotes son otra opción, siempre teniendo en cuenta que no deben ser en zonas donde hagan mucho daño (como en la parte de atrás de las rodillas, la zona baja de la espalda, el cuello, etc.). Un lugar adecuado sería en el trasero ya que se tiene más grasa y permite amortiguar mejor el dolor.

Es aconsejable acariciarlo antes de golpear en esa zona y, las primeras veces, golpear y acariciar para aliviar la picazón que se siente. Una vez se acostumbra es más fácil que aguante más azotes al mismo tiempo.

Los azotes no tienen por qué ser con elementos como látigos, fustas, paletas, etc. Duelen más y al no saber manejarlos puedes hacer más daño. Un cinturón, o incluso la palma de la mano es más que suficiente para conseguir el efecto que se quiere.

Juegos de dolor

El dolor puede conseguirse de muchas formas, sin que por ello relacionemos el dolor con la sangre. Por ejemplo, poner unas pinzas en los pezones, puede hacerlos más sensibles, y al mismo tiempo, al tocar una zona erógena, hacernos olvidar de lo que sientes para descubrir que te excitas mucho más.

Jugar a pellizcar, morder, arañar, etc., lejos de pensar que es sólo una forma de seducir, también puede formar parte de los juegos en BDSM.

Hay muchas más opciones pero, si eres de los principiantes, seguro que te darán mucho juego. ¿O nos sugieres alguno más?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top