EDUCACIÓN SEXUAL

La ruleta sexual

gambling-2001129_960_720

La sexualidad es uno de los temas que más se trata en la adolescencia. Podríamos decir que en esa etapa se produce el despertar hacia el sexo y, bien por un motivo o por otro, se puede tener un resultado positivo o negativo.

Los expertos advierten que es bueno que los padres hablen con sus hijos sobre sexualidad y que la vean como algo natural de la vida humana, para que estén preparados para lo que pueda venir, no solo de embarazos no deseados, sino también de otras prácticas sexuales que pueden no ser adecuadas.

Una de ellas, que además está muy de moda en estos momentos, es la llamada “ruleta sexual” o “muelle” un peligroso juego entre los adolescentes capaz de provocar graves consecuencias. Pero, ¿en qué consiste el juego de la “ruleta sexual”?

El juego de la ruleta sexual consiste en una reunión de hombres y mujeres. Se disponen las sillas en línea o en círculo y los hombres deben sentarse con los pantalones bajados y su miembro erecto. La mujer va rotando por cada chico que ha de penetrarla de tal modo que, el último que eyacule, gana.

El problema de este juego viene en que no se suelen utilizar protecciones a la hora de penetrar, por lo que se exponen tanto los hombres como las mujeres, a infecciones de transmisión sexual, embarazos no deseados, y heridas en los genitales.

Este juego muestra realmente la inmadurez y falta de educación sexual que hay hoy día a pesar de que la sexualidad y el sexo no es tan tabú como hace unos años atrás. Sin embargo, los jóvenes siguen sin saber cómo adentrarse en este “mundo”  y a menudo lo hacen por lo que los amigos o compañeros hacen, como una forma de integrarse, aunque en realidad sepan que está mal.

Ana Lombardía, psicóloga y sexóloga, señala: “Los adolescentes están empezando a normalizar este tipo de prácticas y crean una relación de desigualdad entre los niños y las niñas. Son ellas las que se suben encima, van girando. Ellos controlan la eyaculación, en ningún momento se piensa en el placer. Se lo toman como algo divertido, otro juego más, una práctica de poder. Las chicas se prestan a ello porque quieren demostrar estar más liberadas sexualmente. Y los chicos compiten entre ellos para ver quién es el más macho, el que más aguanta”. 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top