AJUAR ERÓTICO

Las enfermedades de los juguetes sexuales

DL0013-5

Tener juguetes sexuales ya no se ve como un tabú hoy día. De hecho, muchas parejas tienen en la mesita de noche algún que otro juguetito con el que juegan, ya sea solas o en pareja. Pero, ¿sabías que esos juguetes sexuales pueden provocarte enfermedades?

¡No! ¡No vayas a tirarlos todavía! Espera y termina de leer que a lo mejor los pobres no tienen la culpa de nada. Pero es que, según la Organización Mundial de la Salud, la OMS, hay 30 bacterias, virus y parásitos que pueden causar las ETS, o lo que es lo mismo, las enfermedades de transmisión sexual. Siempre se ha dicho que estas se contraen por la pareja o porque se ha hecho algo con otra persona. Pero también con los juguetes eróticos puede ocurrir, aunque estéis sanos los dos.

Los juguetes sexuales, de todo tipo, son propensos a guardar bacterias, virus y hongos. Hay algunos que, debido a su material, pueden tener más riesgo, igual que según la forma que tienen. Por darte una idea, aquellos con material poroso o que tienen muchas curvas, pueden ser más peligrosos porque, entre los pliegues o los orificios, se pueden acumular gérmenes y, aun cuando los limpias, no quedan bien del todo. Es por eso que se intenta que se tome conciencia de la limpieza de los juguetes eróticos, tanto antes de usarlos como después de su uso.

Entre las enfermedades que se pueden producir están:

  • Vaginitis bacteriana.
  • Sífilis.

Para evitar esto, lo mejor es utilizar productos de limpieza de los juguetes eróticos (o agua y jabón) y limpiarlos a conciencia dando sobre todo en los pliegues para evitar esa acumulación. Esto ha de realizarse antes y después de usarlos y han de guardarse en un lugar limpio, y si puede ser en una bolsita hermética para protegerlos y que no les afecte nada.

También debes escoger juguetes eróticos con materiales “seguros” para evitar esos problemas. En este sentido, los juguetes de silicona, o los lisos de cristal o similares pueden ser una buena opción para no poner tan en riesgo tu salud, menos aún la íntima.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top