CONSEJOS

Lo que nadie te contó sobre el popper (II)

medicacion_2815475

Siguiendo con el tema del popper, una nueva droga inhalada que causa furor, ya no sólo entre el público gay, sino también entre heterosexuales, hemos de hablar de lo que algunos investigadores han descubierto sobre esta droga que no es tan moderna como se cree.

El origen del popper

La primera persona que utilizar el nitrito de amilo fue el médico Thomas Lauder Brunton como tratamiento para la angina de pecho. Esto hizo que comenzaran a utilizarlo para otras dolencias como por ejemplo contra el envenenamiento por cianuro.

En 1970 la revista Time y el Wall Street Journal anunciaron que los hombres homosexuales utilizaban el nitrito de amilo para aumentar el placer sexual; cuestión que ya no ocupó solo al colectivo homosexual sino que se extendió también a los heterosexuales que comenzaron a consumirlo. Y aún hoy día, su consumo sigue.

La historia del popper en la enfermedad del SIDA

Según parece hay algunos científicos e investigadores que han puesto de manifiesto que el popper, junto con otras drogas, fue de los causante de las primeras enfermedades relacionadas con el SIDA. Hablamos así del sarcoma de Kaposi o las enfermedades respiratorias (neumonía por Pnumocystis carinii), entre otros problemas que derivaron del SIDA. Si tomamos en cuenta la opinión de científicos oficiales, la culpa de esas enfermedades es el virus del SIDA pero hay otros que tienen sus dudas sobre si el virus realmente es el causante de todas las enfermedades que siguieron a la del SIDA por la toxicidad del popper y, como dijimos en el artículo anterior, el causante de la bajada del sistema inmunológico de las personas.

Si nos acercamos un poco al inicio de la enfermedad del SIDA, cuando se detectaron los 5 primeros pacientes con esta enfermedad en Estados Unidos, se vio que ellos empezaron a desarrollar enfermedades estando bien de salud. Y esas enfermedades eran raras en ellos ya que no solían aparecer en los hombres de entre 20 y 40 años. Hablamos, por ejemplo, de tumores en la piel o de infecciones pulmonares.

Investigando un poco más se descubre que esos pacientes tomaron varios medicamentos e inhalaban una sustancia, nitrito, o popper, como la llamaban en Alemania.

Sea verdad o no, deja las dudas a flor de piel para ver que el popper a lo mejor no es tan bueno como parece.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top