salud

Lo que no te dicen de las pastillas anticonceptivas

close-up-1853400_960_720

Son muchas las mujeres que toman pastillas anticonceptivas como un método para prevenir los embarazos o para regular la regla. Muchas veces los médicos los aconsejan porque tienen muchos beneficios en según qué mujeres pero, pocas veces, te hablan de los efectos secundarios, es decir, de lo que no te van a gustar mucho. ¿Sabes de lo que estamos hablando?

Las pastillas anticonceptivas tienen sus cosas buenas, sí, pero también sus cosas malas, algo que, si tu médico no te explica, te encuentras con ellas se sopetón tras unas semanas de tratamiento. Entre ellas están:

No protegen de las enfermedades de transmisión sexual. Es un error que se tiene y se piensa y es que, como el condón, o como otras formas de protección, no hay.

Engordan. Pues sí, las pastillas anticonceptivas hacen que engordes más. No es porque vayas a comer más, sino porque en realidad te hinchan y tienes más retención de líquidos. Sin embargo, con alguna infusión para orinar podrías paliar un pcoo esa subida de peso.

Tendrás sensibilidad en los pechos. En muchas mujeres ocurre que, cuando están con pastillas anticonceptivas, notan que los pechos aumentan de tamaño e incluso se ponen muy sensibles, a menudo más de la cuenta.

Pueden salirte bultos en los pechos. De hecho es una reacción que no debería asustar a nadie pero que los médicos se toman muy en serio y envían de inmediato pruebas para verificar lo que está pasando. De hecho, durante ese tiempo muchos médicos deciden suspender el tratamiento hasta saber qué pasa.

Te da dolor de cabeza. Sobre todo las primeras semanas aunque se debe mitigar con el tiempo. El problema es que, a veces, el dolor de cabeza no se pasa con el paso de los días.

Tienes cambios de humor. Es muy habitual y de hecho las hormonas se pueden revolucionar mucho con las pastillas anticonceptivas (hasta el punto de estar siempre de mal humor o muy cansada, sin ganas de nada). Cuando eso pasa lo mejor es cambiar de anticonceptivos.

Se tienen menos ganas de sexo. Esto es debido a que se disminuye la libido de la mujer haciendo que el sexo se vuelva algo secundario en la vida.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top