IDEAS PAREJA

Los 5 secretos de un buen polvo

love-2170706_960_720

Hoy día el sexo está mal informado. Los hombres piensan que el sexo es la única forma de amar y las mujeres piensan que los hombres solo ven en el sexo una forma de desfogarse. Y en realidad no es así.

Tampoco ayuda el hecho de que, tanto en la televisión como en el cine o en internet se ofrezca un sexo que, en la realidad, no es así ni mucho menos. Y claro, eso lleva a que, desde jóvenes, pensemos que un buen polvo es algo mágico que te va a transportar al espacio, que va a catapultarte al éxtasis. Que es como una droga.

No quiere decir que no lo sea, pero para conseguirlo hay que luchar y encontrar a la pareja perfecta. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Pues toma nota:

Olvídate de todo lo que sabes sobre el sexo. No ayuda que te hagas una expectativas, al final van a fallar y es mejor olvidarse de ellas y dejarse llevar. Tienes que centrarte en lo que sientes, no en lo que hay que sentir. Solo vive el momento, no pienses en cómo ha de ser, sino en cómo es sin que tengas en mente lo que quieres que pase.

No tiene por qué haber orgasmo. Un error muy habitual en el sexo es que, si no hay orgasmo, es que el sexo no ha sido placentero. Pues a ver si borramos eso de nuestras mentes porque, en realidad, el orgasmo lo que hace es romper con ese estado placentero y de intimidad con la pareja. Sí, es algo beneficioso para el cuerpo y la mente, pero no quiere decir que ese mismo resultado no lo puedas tener con otras cosas como las caricias, abrazos y, sobre todo, la conexión con la pareja.

Porno sensual. En internet puedes encontrar unas películas pornográficas en las que los dos disfrutan de la otra persona sin que tenga que haber un griterío, sin tener que exaltar el tamaño del pene ni tampoco un lenguaje soez. Ese tipo de porno hace que sea algo más sensual y que disfrutéis los dos. Por supuesto, esto dependerá de los gustos que tengáis.

Comunicación. Es lo imprescindible en una relación sexual. Hablar antes, durante y después. Porque es la forma en que podréis saber lo que gusta y lo que no a tu pareja. De lo contrario, va a ser difícil que conectes con esa pareja.

No todos tenemos la misma vagina o el mismo pene. Y las comparaciones son odiosas, así que cuidado con comparar. Cada uno tiene sus genitales y pueden no ser iguales a los de otros/as, pero no quiere decir que no vayan a dar placer.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top