AJUAR ERÓTICO

Los errores garrafales cuando se compran juguetes sexuales I

road-1715085_960_720

Llegas a casa y ves que te ha llegado un paquete, o tal vez lo llevas en tus manos y no puedes ni quitarte la chaqueta de la impaciencia que tienes de abrir esa caja que tienes. Lo haces y, cuando lo ves… ¿qué has comprado? ¿Es lo que querías? ¿No se habrán equivocado?

¿Cuántas veces te ha ocurrido esto? Comprar un juguete erótico y encontrar con que, lo que te llega, no es lo que realmente querías, o que quizá no es ni siquiera lo que buscabas, por lo que no vas a obtener placer a la hora de utilizarlo y la única consecuencia que vas a tener es, sin duda, no volver a comprar un juguete erótico, o tardar mucho para confiar de nuevo en una compra erótica.

Y es que los juguetes eróticos no son para todos, aunque digan que sí. Cada juguete tiene su público, aparte de que cada uno puede tener más  menos placer según la persona que lo utiliza. ¿En qué nos equivocamos a la hora de comprar juguetes eróticos? Te lo decimos:

Los juguetes eróticos solo son para mujeres

Si tenemos en cuenta la historia, me temo que sí. De hecho se crearon para no “importunar” a los hombres porque no eran capaces de seguirnos el ritmo. Reconozcámoslo, si la mujer pedía más el hombre no podía con ello y las tachaban de enfermas cuando el problema eran ellos.

Pero ahora no podemos decir que los juguetes sean para mujeres solo, hay un sinfín de juguetes eróticos para hombres que van desde los 10 euros hasta precios algo más desmesurados. Pero haberlos, los hay.

Comprarlo con amigos

Una de las cosas que no puedes comprar en compañía es, sin duda, un juguete erótico. ¿Por qué? Porque cada una puede tener sus propios gustos y no te va a ayudar demasiado a la hora de comprar. Si estás muy verde déjate asesorar por la vendedora que sabrá, con unas preguntas, decirte lo que más podría gustarte y luego es que tú lo pruebes.

No preguntar

¿Por qué cuando entramos en una tienda erótica, o estamos mirando una por internet, no preguntamos? ¿Acaso pensamos que lo sabemos todo o nos da vergüenza? Sea una cosa u otra nadie será más experto que la propia dueña de la tienda erótica y ella podrá asesorarte. De hecho, muchas veces son ellas las que, al margen de perder una venta, asesoran cuando llevamos un producto que saben no nos va a convencer.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top