Dhanko

Los preámbulos del juego BDSM (si tu Amo es tu pareja)

rope-1092035_960_720

Debes tener presente que muchas veces tú, como sumisa, serás la que deberás empujar a tu Amo a que aquella sesión o juego que has deseado durante el día se haga realidad. Por ello, es el de vital importancia no hacerlo nunca en frío, todo juego sexual, y más el juego D/s, debe tener ingredientes añadidos para poder implicar y por qué no, excitar a nuestro Amo. Por ello voy a darte cuatro pautas que a mí siempre me han funcionado:

La primera y fundamental es marcar un objetivo claro de “a qué quiero jugar”. Es de suponer que conoces perfectamente a tu Amo, sus gustos, sus predisposiciones, sus puntos de excitación, etc. No es necesario planificar juegos complicados ni con terceras personas, aunque sea una sesión privada entre los dos, todo debe estar mínimamente preparado, pensado y meditado.

La segunda es calentar las horas previas al juego. Tenemos claro que los personajes están creados y perfectamente definidos. Simplemente debes escoger de qué forma comunicarte y empezar a establecer ese calentamiento en la forma que creas oportuna. Siempre debes respetar los entornos en el que tu Amo se encuentre, eso nunca debes pasarlo por alto.

La tercera es marcar, conjuntamente, cuándo iniciar el juego y en qué forma. Imaginemos que durante el día le vas mandando mensajes a él, ofreciéndole cosas o simplemente diciéndole aquellas cosas que sabes que le excitan. Imaginemos también que marcas como inicio del juego encontraros en un bar para tomaros un café antes de subir a casa. Los roles en ese momento ya están completamente en marcha y ambos excitados por todo cuanto habéis dicho a lo largo del día. En ese instante ya podemos empezar a jugar de forma más intensa.

Y por último, la llegada al punto del juego. Imaginemos que es en vuestra casa, debes haber preparado con sumo cuidado una pequeña ambientación, unas velas, una música que os aporte bienestar a ambos, todo lo que creas que os sumará en vuestro disfrute. Todo esto puedes realizarlo mientras te vistes de la forma que tu Amo te ha indicado o que sabes que le agrada. Como ves son cuatro detalles muy simples que te ayudarán a quitar la frialdad al juego, si habéis tenido un poco de imaginación y habéis estado todo el día pensando en lo que os espera por la noche, todo se vivirá más intensamente.

No debes ceñirte siempre a este método, la sorpresa también funciona, pero no debes olvidar que siempre debes intentar saber en qué estado de ánimo se encuentra tu Amo.
Imaginemos que llega a casa después que tú, no se trata de esperarlo en la puerta en posición de espera, desnuda (que puede ser una opción), sino, por ejemplo, de sorprenderle, hacer algo no habitual, intentando que se encuentre bien y relajado, con una copa preparada, con un baño al que le acompañarás para enjabonarle o con la cena puesta en la mesa y con la ambientación creada. En ese instante, el cual es completamente diferente al que pueda vivir cada día, su predisposición a jugar será casi segura.

Nunca debemos olvidar que detrás del personaje está la persona a la que amamos, y puede ser que su día haya sido complicado y quizás debemos renunciar a jugar, pero por ello, no debemos desistir a intentarlo cualquier otro otro día.

Son puntos superficiales, pero te aseguro que efectivos. Cada Amo es un mundo, los juegos, las situaciones, la forma de inicio, todo es amoldable a cada caso. Yo personalmente, aprendo también cada día en los talleres, las parejas me cuentan cosas que nunca se me hubieran pasado por la cabeza, y yo hago lo mismo con ellos. Todo nos ayuda a aprender y mejorar, así Amos y sumisas podemos ofrecer más y mejor calidad en el juego BDSM.

Dhanko

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top