CONSEJOS

Prácticas sexuales increíbles del imperio romano

grapefruit-1385564_960_720

Ya sabes que el imperio romano fue una de las épocas donde más se consiguió, aunque su estilo de vida no era el más recomendado de todos porque había algunas situaciones, castigos, o premios, que podían rivalizar con lo abominable.

En cuestión de sexo también pasaba esto, de hecho siempre se ha dicho que, Roma, era como una bacanal, siempre en exceso, siempre excéntricos y sin pensar en las consecuencias o en lo que hacían. Por eso es que hay muchas perversiones y prácticas sexuales que te hacen mirar a otro lado. ¿Quieres conocer algunas de ellas?

  • Casarse con un pariente. Esto dentro de lo que cabe es algo suave porque hoy en día ocurre en algunos países.
  • Expertos en sexo anal. Sí, había ocasiones en que se contrataban los servicios de algunas personas, normalmente, hombres, que eran expertos en el sexo anal.
  • Juego animal. Este juego, que podríamos decir era algo así como un rol, consistía en que el hombre se vestía con la piel de un animal salvaje y se lanzaba hacia las partes íntimas de los hombres y las mujeres, que estaban atados, bien para disfrutar de ellas o para arrancarlas, una de dos.
  • Burdel imperial. Bueno, ya puedes decir que de aquí salieron las “casas de citas” que hay ahora mismo y que supusieron un despilfarro bastante elevado (para unos), y unas ganancias muy enriquecedoras (para otras).
  • Sexos con bebés. Así es, ocurrió también. Bebés que tomaban el pecho y que, en lugar de darles los senos, les ofrecían otra cosa (suponemos que ya sabrás a lo que nos referimos).

¿Conoces algunas perversiones más?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top