CONSEJOS

Protocolo después de una violación

violencia_28

Una de las situaciones por las que nunca nadie se quiere ver envuelto es una violación. Las violaciones se producen, en la mayoría de los casos, a las mujeres, y sólo hay una minoría de hombres que sufren violación, ya sea a través de mujeres o a través de otros hombres (igual que en el caso de mujeres que podrían llegar a ser violadas por su mismo sexo).

La violación es una falta de respeto a los derechos que cada uno tiene pero, cuando se produce, hay muchas formas de actuar siendo a veces un error el no acudir a los servicios sanitarios, o a la policía, para activar el protocolo después de una violación.

Por eso, hoy queremos dejarte cuál es ese protocolo que se lleva a cabo cuando se produce una violación.

Protocolo después de una violación

Una vez que la mujer ha sido sometida a una violación en contra de su voluntad, es ella y solo ella la que puede activar el protocolo ya que las prieras 72 horas son las más importantes para tratarla (tanto de enfermedades de transmisión sexual como puede ser el SIDA) como para recoger los restos de la otra persona que pueden servir como prueba para condenarlo.

Cuando se sufre una violación lo mejor es que se acuda a urgencias o bien a una comisaría de policía. Si se acude a la policía serán ellos mismos los que la lleven al hospital más cercano para que los facultativos certifiquen el estado y lo que ha ocurrido además de tratarla (salud mental, salud física, etc.).

En urgencias se procederá a hacer un examen médico para identificar todas las lesiones que se tengan evaluando por si es necesario acudir a algún especialista para tratarlos. Hay que tener en cuenta que, si es menor de edad, se necesita el permiso del padre o de la madre para poder iniciar el protocolo.

Se realizarán fotografías de todas las lesiones que haya y después se procederá a realizar un examen ginecológico, tanto de los genitales internos como externos tomando muestras para verificar si hay posibles ETS o no. También se recogen materiales para cultivos de la zona vaginal, endocervical, ano rectal y, si es posible, también faríngeo, no solo para las ETS sino también para ver los rastros que el posible violador pueda haber dejado.

Normalmente el tratamiento que se suele administrar es el correspondiente a las lesiones que se tengan así como la vacuna antitetánica, vacuna antihepatitis B y tratamiento de ETS en caso de que haya sido diagnosticada. Es posible que también se administre la pastilla del día después para evitar embarazo así como algún tratamiento contra la depresión, ansiedad o según el estado que tenga la persona violada.

Una vez realizado todo esto, la policía tomará declaración sobre lo ocurrido y se pondrá a trabajar para detener a quien lo haya hecho, sea una persona conocida o no. Mientras tanto, la mujer tendrá cita con psicoterapéuticos, médicos para controlar su estado de salud y para recoger los resultados de los análisis que se habrán realizado.

De hecho, estos resultados son importantes porque podrás tener más certeza de que no te ha contagiado nada en la violación y que tu salud está bien.

Este sería el protocolo que se suele llevar a cabo ya que después quedaría en manos de la justicia y de los agentes de la ley recoger las pruebas y condenar a la persona que ha cometido la violación aunque, en la parte contraria, la mujer, es posible que lleve mucho más tiempo recuperarse ya que no es algo que muchas puedan soportar y salir en poco tiempo. Pero, con ayuda de la pareja, si la tiene, así como de familiares y amigos puede volverse a tener una vida normal.

En todo caso, en cada comunidad autónoma tienen su propio protocolo en caso de violación y siempre es bueno estar informada de ello por lo que te recomendamos que, si puedes, acudas al ayuntamiento o a una asociación de mujeres que serán las que puedan informarte de cuál es el protocolo que se aplica en tu ciudad para, si en algún caso te encuentras en esta situación, cosa que esperamos no sea así, puedas saber lo que tienes que hacer para que no se vuelva a repetir con otra mujer.

Lo que nunca debes hacer es callar y pensar que es algo que te merecías, o no denunciar por temor al qué dirán o que te pueda hacer más daño esa persona.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top