CONSEJOS

¿Quieres que te odie? Haz estas posturas sexuales

couple-814825_960_720

Cada persona es un mundo y en eso, hombres y mujeres lo saben. No todos los hombres actúan de la misma forma ni les gustan las mismas cosas. Y lo mismo ocurre con las mujeres.

Sin embargo, hay algunas cosas que sí pueden molestar a muchos hombres y conocerlas puede ahorrar algunos problemas de pareja. ¿Quieres saber cuáles son?

Según Chris Amstrong, coach sentimental y fundador de Maze of Love, parece que hay algunas posturas sexuales que no gustan demasiado a los hombres: “He descubierto que a mis clientes varones no le gusta que la mujer se ponga arriba. Cada uno alega razones diferentes”.

Entre ellas están:

La postura de la amazona. Supongo que te acordarás. Se trata de una postura en la que ella se pone encima de él, a horcajadas, como si montara al hombre. El motivo por lo que la odian es porque “cuando ella está controlando su orgasmo, controla el movimiento y el ritmo de las penetraciones para maximizar el placer. Esto es bastante incómodo para los hombres a los que no les gustan los imprevistos”.

La postura de la cucharita. Es una de las más románticas ya que el hombre se coloca detrás de la mujer y puede rodearla con los brazos. La penetración se hace más lenta y es la mujer la que, en cierta forma, domina la situación. Ellos la odian porque es una postura incómoda, sobre todo para ellos, y no tienen un buen control. Además, es muy probable que tengan que estar recolocándose cada poco tiempo y haciendo que pierda el ritmo.

La postura del perrito tumbado. La postura del perrito tumbado es una de las más atractivas para los hombres pero, para otros, supone una postura que evita el contacto visual y además han de estar agachados y ejerciendo una flexibilidad que no muchos pueden tener. Si a eso le unimos el no poder jugar con los pechos de la pareja, empiezan a no sentir ganas de practicar sexo.

La postura del misionero. Es la postura clásica, la que siempre se ha dicho que es la favorita de los hombres. Pero lo cierto es que la odian precisamente por ser la clásica, la de siempre.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top