sexo

¡Quiero eyacular!

girl-1970237_960_720

Seguro que has leído sobre la eyaculación femenina y a lo mejor has penado que puedes hacerla. Y no te vamos a decir que no, porque en realidad cualquier mujer, con un poco de práctica y el compañero adecuado, puede conseguir tener una eyaculación.

De hecho, son muchas las mujeres que están saliendo y que pueden eyacular. Y es un momento único ya que la eyaculación es un orgasmo muy bien hecho y, ¿quién no querría uno así? Pero, para conseguirlo, es necesaria práctica y también saber lo que se hace.

La eyaculación en la mujer se siente como si se orinara. Ese es el problema de que la mujer no se deje llevar, porque al notar la misma sensación, mucho más intensa que cuando se toca el punto G, se reprime por miedo a que realmente se esté orinando y no sea una eyaculación. Para resolver ese problema, lo mejor es haber ido al baño antes del sexo y tener la vejiga vacía.

Necesitas dejarte hacer, dejarte llevar. Normalmente la eyaculación femenina no requiere de penetración, o al menos no tiene por qué haber. Pero sí hay que dedicarle tiempo al clítoris y a toda esa zona para conseguir lo que se busca: que haya un orgasmo con eyaculación. Para ello, hay que tener paciencia y erotizar esa zona lo mejor posible. El sexo oral, las caricias, las manitas… incluso el pene puede servir ya que, aunque decimos que no es necesaria la penetración, si la hay tampoco pasa nada. Se trata de llevarte al límite y hacerte correr para después seguir con la estimulación permitiendo un segundo orgasmo, un tercero y muchos más pero sin que reprimas nada. Necesitas sentir y dejar que tu cuerpo se descargue.

En este sentido, tras el primer orgasmo no se puede bajar la intensidad con la que se ha conseguido el clímax sino que hay que aumentarla. Es posible que la lubricación sea mayor y ahí es donde hay que ayudarse ya que permite que la fricción pueda ser más ruda y rápida. Sobre todo hay que tocar el clítoris y, a poder ser, también el punto G para seguir provocando esa reacción excitante de la mujer.

La eyaculación se puede conseguir, pero depende también de ti, de dejarte llevar. Puede que no lo consigas a la primera, ni a la segunda, pero con la práctica, verás cómo lo haces.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top