tests

Según el color que elijas, así serás en el sexo

umbrella-1986924_960_720

Todas las personas tenemos un color favorito. A veces es algo que llevamos a menudo, bien en la ropa, los accesorios, etc. Otras veces lo llevamos en algo íntimo, o incluso en el bolso. Pero ese color nos delata.

Así pues, ¿qué color es tu favorito de estos?

Marrón

Rojo

Amarillo

Negro

Azul

Blanco

Gris

Rosado

Verde

Púrpura

Naranja

Sin preferencia de color

En base a tu respuesta, los resultados son:

Rojo: La gente a la que le gusta el rojo suele ser un tigre. Esto es porque se excitan fácilmente y disfrutan del sexo en todos los sentidos imaginables. Una vez que la chispa sexual se enciende, puede tardar horas en extinguirse. Cuando dos rojos se reúnen, el erotismo resultante podría hacer que Lady Chatterly se sonrojara.

Amarillo: Si te gusta el amarillo, entonces quiere decir que los impulsos sexuales son complejos y suelen adaptarse a la pareja. En la mayoría de los casos, la persona amarilla suele consentir hacia la otra pareja si es más fuerte. Esto hace que no se disfrute del sexo al máximo porque no haces lo que quieres, sino lo que los demás quieren.

Rosa: Las personas a las que les gusta el rosa son un poco fanfarronas. En el caso de las mujeres, tienen a burlarse y a prometer más de lo que ofrecen. En los hombres, son coquetos, mucho. En cuanto al sexo, se disfruta, pero hay que tener en cuenta que un rosa hay que llevarlo a la realidad y “educarlo”.

Púrpura: Los amantes del color púrpura son muy sofisticados. Les gusta el sexo, por supuesto, pero con algunas premisas previas. Por ejemplo, en el caso de las mujeres, a muchas no les gusta ensuciarse el pelo. En cuanto al sexo debemos decir que buscan la satisfacción de los demás, como si necesitaran que la pareja disfrutara para saber que son buenos.

Negro: Muchas personas elegirán el color negro como su color favorito sin pensar realmente en la pregunta. Son malhumorados y a menudo dan lo mejor de sí mismos cuando están bajo estrés o durante los tiempos infelices.

Verde: Los que prefieren el verde son frescos e inocentes en su acercamiento al sexo. Un hombre puede ser siempre un poco torpe pero de una manera encantadora y entrañable. Los amantes verdes son suaves, pero no apasionados. Si es elegido como compañero, uno nunca tendrá que preocuparse por la infidelidad.

Naranja: Los amantes del color naranja se inclinan hacia las fantasías sexuales. El acto sexual es considerado como una dramática obra de un acto en la que son la estrella. El juego previo es tan importante como el acto del amor. Ellos susurran cosas dulces, un diálogo sin sentido. Las personas naranjas a menudo no experimentan el orgasmo, pero lo disimulan muy bien. Los hombres tienden a tirar del pelo de su pareja, y las mujeres dejan enrojecida la espalda de su compañero/a.

Marrón: Si eres un amante del marrón, eres un tesoro. Los que eligen el marrón tienden a ser cálidos, profundos y sensibles a las necesidades y deseos de las parejas. Para ellos el sexo es cosa de 24 horas al día. Le encanta acurrucarse al lado de la pareja, caminar bajo la lluvia o hacer cosas triviales con ella porque así se sienten dichosos. Necesitan mucho tiempo y privacidad para hacer el amor. Pero sus emociones son tales que una palabra áspera podría terminar el asunto.

Gris: El color gris es el preferido por las personas que son indecisas. No pueden excitarse con cualquier cosa.

Azul: Los amantes del azul son compañeros sexuales maravillosos. Son pecadores, cariñosos y sensibles a las necesidades de su pareja. Consideran el amor un arte especial. Los hombres que aman el azul son como pianistas de conciertos, tocan con mucha delicadeza a la mujer y la tratan como si fuera un bebé entre sus manos. Son socios interesantes, pero su pasión puede ser comparada con una ola de marea en lugar de una ardiente agresión. Tanto las mujeres como los hombres disfrutan de los preliminares y las secuelas de hacer el amor, tanto como el propio acto sexual. En el matrimonio una persona azul es un compañero maravilloso.

Blanco: Si una persona está enamorada del blanco, el sexo a menudo parece obsceno. Hacer el amor a la luz del día es inaudito. Las mujeres que aman el blanco serán más tímidas y no querrán que las vean. Los hombres se ducharán antes y después del acto sexual.

Sin preferencia de color: La mayoría de las personas afirman que no tienen un color favorito o bien eligen el negro por ser uno básico. Pero todos tenemos un color. Imagina una pared, ¿de qué color te gustaría verla pintada? ¿Y si es una habitación cerrada? ¿Elegirías ese mismo color para suelo, techo y paredes? Ahora vuelve a los colores y elige en el que has pensado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top