cultura

Sexo en los campos de concentración nazis

nazi-concentration-camp-2299550_960_720

Hablar de los campos de concentración no es un tema muy bonito, pero fue parte de la historia del mundo y, como tal, el sexo también formó parte de ese lugar.

Hay muchos estudios y estudiosos que han comentado de las verdaderas barbaries que en ese lugar ocurrieron como violaciones, prostitución, sexo no consentido, etc. Pero, ¿qué pasó realmente en los campos de concentración nazis?

Para hablar de sexo en los campos nazis hay que tener en cuenta tres líneas importantes: las relaciones homosexuales entre hombres; los prostíbulos de los que te hablamos en otra ocasión; y las relaciones lésbicas entre mujeres, algo que no muchos se han interesado a investigar.

A pesar de la situación por la que vivían todas las personas que estaban obligadas a permanecer en los campos de concentración nazi, el sexo seguía estando presente y las relaciones sexuales entre prisioneros se daban, ya fueran de igual o de distinto sexo. Como una forma de intentar eliminar la homosexuales o lesbianismo, los nazis decidieron poner en marcha prostíbulos en los campos de concentración donde obligaban a las prisioneras a prostituirse para los prisioneros varones. Para ellas, era el infierno más oscuro; para ellos, una forma de escapar de ese infierno.

Entre los sobrevivientes de esos campos de concentración, y relativo a este tema, hay opiniones muy dispares ya que los hombres veían que las mujeres tenían un mejor trato de favor por dedicarse a la prostitución que ellos y que, por tanto, solo tenían que trabajar unas horas para después vivir mejor; sin embargo, en el caso de las mujeres es totalmente diferente porque hubieran preferido no haber sido obligadas a “ceder su cuerpo” y trabajar como un hombre.

Lo que llama la atención es una curiosidad: solo se permitía realizar la postura del misionero. Cualquier otra era reprimida (de hecho los soldados que vigilaban a las mujeres tenían agujeros por los que controlaban lo que se hacía dentro de la habitación y el tiempo que tardaba cada uno).

Sin duda fue una época en la que las mujeres lo pasaron muy mal y que seguramente nadie querría vivir.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top