CONSEJOS

¡Si tocas ahí, lo llevas al paraíso!

pareja-cerca-del-agua_1157-8136

Hay muchos lugares en el cuerpo masculino que pueden ser estimulados con el objetivo de excitarles y darles más placer. De hecho, ellos no solo tienen un punto erógeno sino varios de ellos, ¿quieres conocerlos todos? Nosotros te los contamos y te damos alguna que otra idea para que lo hagas de la mejor forma posible.

Los labios. Sí, por eso se quedan tan embelesados cuando una mujer se acaricia con la lengua la boca. Prueba lo siguiente: lame tu dedo y acaricia con él los labios de él mientras, con tu lengua, se los lames. Seguro que no puede evitar abrir la boca e intentar atrapar tu dedo o tu lengua, o atraparte a ti. Es uno de los puntos erógenos más efectivos en los hombres.

Cuello. En este caso también el cuello es un punto erógeno, pero en el lugar donde se une con los hombros. Prueba a darle un mordisco en esa zona y verás cómo se excita mucho. Eso sí, después dale unos besos o caricias en el lugar para incitarlo.

Pezones. Aunque sea más pequeños y pienses que no sienten placer, lo cierto es que sí lo sienten, muchísimo, igual que una mujer, solo que son más pequeños. Pero eso no importa para ser besados, acariciados, succionados y, por qué no, mordidos. Mientras te ocupas de uno, no te olvides del otro, trata de tocarlo mientras con tu mano.

Caderas y zona del bajo vientre. Antes de llegar donde se debe, hay que probar esta zona. Los hombres son muy sensibles aquí, quizás por la cercanía de su miembro, o por otro motivo, pero si lo acaricias o sacas las uñas en esta parte sin duda lograrás una reacción gratificante.

Pene y testículos. Es el punto erógeno por excelencia y con el que podrás jugar mucho tiempo para divertirte, o atormentarlo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top