maternidad

¿Sin niños no se moja?

padre-y-madre-besando-a-un-bebe-en-las-mejillas_1153-2054

Cuando una pareja tiene niños, se nota que hay un descenso en las relaciones sexuales, porque la atención de los padres, sobre todo de las madres, es para con el bebé y al final apenas si queda tiempo en la pareja.

Pero algo que hay que tener en cuenta es que se necesita mantener el fuego encendido en la pareja para convivir con ella y que, uno y otro, acabe buscando lo que necesita en otra persona.

Ahora bien, ¿cómo se hace eso con niños? Pues con un poco de organización y planificación. Y ser ordenados:

  • No te quejes. No empieces a poner excusas de que tienes que cuidar a los niños, de que tienes que ponerles la cena… Son excusas, como si realmente no quisieras tener tiempo con la pareja. Porque, a ver, ¿acaso no fuisteis vosotros los que decidisteis tener hijos? ¿No fue una decisión consensuada y aceptada por los dos? Pues eso no puede hacerse y después mirar para otro lado. El rol de padre y madre ha de compaginarse con el de marido o mujer, igual que se compagina con el de hermano, hijo, tío, etc.
  • Recupera el tiempo. Con la pareja, se entiende. Intenta organizar las cosas, y educar, para que también os quede tiempo a los dos, para poder disfrutar ambos de ese momento a solas, para hacer cosas juntos, en definitiva, para estar los dos a solas y vivir, o amaros.
  • ¡Sexo! Pues sí, las parejas con hijos también tienen sexo (no es que cuando nacen los hijos se acaba el sexo). Lo único que necesitas es tiempo, y sobre todo que los dos queráis. Y para ello hay que poner de su parte. Que no te dé miedo hacerlo cuando en la habitación de al lado estén tus hijos. Inventa actividades, o hazlo en otras ocasiones, pero no te prives del sexo. Además, has de demostrar a tus hijos que hay amor en la pareja. Y el sexo es una palabra que abarca mucho.
  • Las parejas tienen sus necesidades pero a menudo, por el rol de madre y padre, pensamos que lo otro no es bueno pedirlo, o hacerlo, porque debes ser “responsable”. Pues bien, se puede tener responsabilidad y disfrutar del sexo. Pero para ello hay que hablar y quitárselo de la cabeza a las otras personas.
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top