CONSEJOS

Sorprende a tu pareja en San Valentín, o cualquier otro día

chica-sujetando-globos-con-forma-de-corazon-mientras-su-novio-tiene-un-ramo-de-rosas-en-la-espalda_23-2147595978

Aquellos que creen en el amor saben que el día de los enamorados no solo es el 14 de febrero, en realidad son todos los días del año porque, todos esos días, sientes algo por la persona que tienes a tu lado.

A menudo, las personas más románticas, tienden a tener algunos detalles con sus parejas. No nos referimos a algo material, sino a gestos que pueden pasar desapercibidos por otros pero que, en realidad, son muy importantes. Por eso hoy te vamos a dar algunas ideas para sorprender a tu pareja, ya sea en San Valentín o en cualquier otro día. Lo importante es pasar tiempo con la pareja y disfrutar los dos.

  • Baño caliente. Un baño caliente, una ducha sexy, algo donde entren en juego los aromas, la bebida que ayude a centrarte en los sentidos, el agua rozando la piel… Todo eso que nos puede parecer una tontería en realidad no es así porque el agua caliente hará que se abran los poros y que te vuelvas más receptiva a las caricias que te da tu pareja.
  • Masajes con aceite. Si quieres seguir experimentando esto, lo mejor es que, tras un baño, le des un masaje con aceite. Si además usas uno estimulante, mejor que mejor porque va a ayudarte a compartir un momento con tu pareja, a saber las zonas erógenas que tiene, dónde le gusta que le toques, etc.
  • Cambiar de aires, aunque creas que no, funciona para romper con la rutina y conseguir que haya una mejora en tu vida sexual. Si no lo has probado, deberías hacerlo porque el hecho de ir a un sitio donde no te conocen puede ayudar a que te sueltes mucho más que en tu propia ciudad.
  • Comida en el cuerpo. Esto dependerá de cada persona ya que hay a quien no le gusta mancharse. Pero es una práctica que suele gustar y que además es erótica. Se trata de colocar distintos tipos de comida (habitualmente fruta o similares) y después ir comiéndosela con la boca, de tal forma que se excita la piel y el cuerpo de la pareja que sostiene la comida. Por supuesto, después de eso lo más seguro es que debas ir a la ducha.
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top