BDSM

¿Te ahoga y te gusta? Te va la asfixiafilia

hombre-con-gafas-ahogandose_1368-7507

Una de las prácticas de BDSM que realizan algunas parejas es, sin duda, una actividad que, si no se conoce bien a la pareja y no se tiene experiencia, puede ser muy grave. Hablamos de la asfixia.

La asfixia es esa actividad en la que la persona dominante restringe el oxígeno a la persona sumisa de tal manera que se lleva hasta el orgasmo con la sensación de falta de aire para que el clímax sea más intenso.

Como decimos, se trata de una práctica muy peligrosa porque se pone en riesgo la vida de la otra persona. Además, hay que controlar muy bien la asfixia en el sentido en que el dominante no puede dejarse llevar para limitar el oxígeno a la persona (no puede perder el control ni tampoco dejar de vigilar el estado de la sumisa que está a su cargo). Y es que la asfixia puede llegar a provocar la muerte de la otra persona sin darnos cuenta. De hecho, hay muchos casos en los que el sexo por asfixia han llevado a acabar con la vida de sus parejas.

A la hora de jugar con la asfixia quizá la primera regla a cumplir sea que ambos estén de acuerdo en realizarlo. Si a una persona no le gusta pero a otra sí se deben respetar los límites que se imponen y no rebasarlos para que no haya consecuencias irreversibles. También hay que pensar en los elementos que se van a utilizar para restringir el oxígeno ya que se pueden usar desde los más habituales en los hogares como una corbata o una bolsa, hasta otros más profesionales como máscaras de privación de oxígeno. La elección dependerá de ti aunque si no has experimentado mucho es mejor una corbata o una bolsa.

Por supuesto, hay que tener algunas reglas de seguridad para evitar problemas como por ejemplo el que la bolsa se pueda romper fácilmente si hay problemas (y que sea transparente), o que la corbata no se anude sino que solo se use apretando.

Repetimos de nuevo que no es una actividad para hacer con tu pareja si no tienes experiencia o si a uno de los dos no les gusta. Siempre es mejor probar primero con las manos que, de alguna u otra forma, puede ayudarte a saber cuánto puede aguantar la otra persona sin aire.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top