BDSM

¡Tengo un collar virtual! ¡Loca, eso no es uno real!

girl-1970233_960_720

Hace un tiempo se pusieron de moda los chats de sexo y de BDSM donde muchos hombres y mujeres entraban y jugaban con otras personas. Incluso les ponían collares para que los demás supieran que eran de su propiedad porque eran sumisas o sumisos de un dominante, o una dominante.

Pero, uno de los problemas que se ve es que, un collar virtual, no es exactamente un collar real. Es decir, el collar te vincula a esa persona, sí, pero solo en ese mundillo, en ese chat. Lejos de eso, no hay más. En cambio, un collar real, aunque podríamos decir que también te vincula en un momento dado y a una persona concreta, la relación que se lleva a cabo es física, no a través de Internet.

Muchos establecen que es el mismo collar, solo que con distintos símbolos, pero los expertos en BDSM no lo creen así ya que se ha desvirtualizado el verdadero sentido del collar (y es así ya que, si pasas un tiempo dentro de la comunidad BDSM, te darás cuenta de que hay muchas personas que pasan de tener un collar a no tenerlo, o a cambiar las iniciales, solo porque se han peleado o han dejado de hablar con esa persona).

En general, y para que quede claro, un collar virtual es el que se identifica con los símbolos {}. Este es el símbolo para un collar que solo tiene validez dentro de ese chat y que es una relación virtual, solo por el disfrute de dos personas.

En cambio, cuando hablamos de un collar real, que existe de verdad, al escribirlo por internet sería con los símbolos [ ]. Incluso podemos ir más allá y mostrar un collar virtual y real cuando la relación que se lleva entre esas dos personas es tanto virtual como física (bien porque están en la misma ciudad, porque viven juntos, son pareja, o por otros motivos) estableciéndose como símbolos una combinación de los anteriores [{}].

Sea como sea, ten en cuenta que llevar un collar virtual no quiere decir que seas propiedad de nadie y has de tener cuidado con eso pues, muchas veces, se puede hacer daño a la persona cuando ésta confunde las intenciones de los demás (enamoramiento y pasar el rato, por ponerte un ejemplo).

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top