DISCAPACIDAD

Tienes síndrome de Down, no promesa de abstinencia sexual, cojones

sindrome_de_down_pegatina_redonda-r084b2d2915ef40dc9751031f81844807_v9waf_8byvr_324

Hablar de sexo con un hijo es, cuanto menos, incómodo. Muchas veces, quizá por la educación que se ha recibido, porque aún se sigue viendo el sexo como un tema tabú, o por la forma en que se enfoca la sexualidad en la sociedad, las conversaciones padres-hijos sobre sexo hacen que ambos quieran acabar cuanto antes, a menudo equivocando el mensaje.

Cuando esos hijos tienen síndrome de Down, hablar sobre sexualidad es aún más complicado. Hay quien piensa que no tienen por qué saber de esos temas, que es mejor ocultárselos porque, para los demás, son diferentes y no van a encontrarse en una situación así. Pero eso es un grave error.

Expertos en sexualidad y síndrome de Down advierten que no dar información sobre sexualidad a este colectivo de personas entraña muchos riesgos como son los abusos o los embarazos no deseados. Y a eso debemos sumarle el hecho de no poder desarrollarse sexualmente, bien por miedo, tabú o porque se crea un trauma al pensar en hacer algo que sus propios padres han visto mal para él o ella.

Pero hay que dejar clara una cosa: las personas con síndrome de Down también tienen deseos sexuales, fantasías, ganas de sexo. Sí es cierto que su sexualidad puede ser más infantil, que a lo mejor no alcanzan el coito o el clímax, pero aún así puede haber riesgo, más aún si la pareja no tiene esa discapacidad.

Y en ello entraría en juego el tema de abusos o de embarazos no deseados ya que ellos, al no disponer de información, y tergiversar las intenciones de la otra persona como “afectos y cariños”, pueden no darse cuenta de que sufren abusos porque para ellos es una muestra de cariño, de amor hacia ellos.

“Lo que yo me pregunto es por qué si tienen derecho a la sexualidad no lo practican. Qué le pasa a esta sociedad para no permitirles llegar a tener una vida en pareja cuando se les está dando apoyo para todo lo demás, para trabajar, para independizarse…”, comenta Beatriz Garvia Peñuelas, coordinadora del Servicio de Atención Terapéutica del Centro Down y miembro de la Fundación Catalana de Síndrome de Down.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top