EDUCACIÓN SEXUAL

Todo lo que necesitas saber sobre el condón femenino

sexy-1721447_960_720

¿Sabes que hay un condón para las mujeres? El condón femenino no es tan conocido como el de los hombres pero existe y algunas veces puede llegar a ser más eficaz que el preservativo masculino. El problema ya no es solo que no se conoce, sino que, en ocasiones, nos echa para atrás cómo hay que ponerlo o el tamaño que tiene.

¿Te contamos más cosas sobre el condón femenino?

Los condones femeninos, como se ha dicho antes, son muy diferentes a los preservativos masculinos, empezando porque tienen un anillo para fijarlo e introducirlo para que no se escape. El anillo externo se anida fuera de la vagina mientras que el otro se inserta dentro. Es algo así como usar un diafragma.

Una vez que se usan bien, es decir, que se colocan bien y no se mueve, son muy eficaces en la prevención de enfermedades de transmisión sexual así como con embarazos no deseados. Ahora bien, igual que ocurre con los preservativos, puede ocurrir que, en el sexo, el condón femenino también se suelte y se pierda en la cavidad vaginal. Si eso pasa, hay que retirarlo.

Aquellas que lo han probado con las parejas, dicen que los hombres sienten más la sensación. En realidad, al ser el condón femenino más grande, no tiene que aprisionar al pene por lo que puede haber más movimiento y fricción que cuando se usa un preservativo masculino. Por eso es que suele ser más placentero para ellos.

Uno de los principales motivos por los que no se conocen es porque son bastante más caros que los condones masculinos aunque parece que ahora empiezan algunas asociaciones de mujeres a ofrecerlos gratuitamente. Por supuesto, hay que saber ponerlos bien para disfrutar al máximo pero siempre se pueden tener instrucciones en internet o a través de asociaciones de sexualidad que pueden ayudar.

Ahora te toca a ti saber si podría ser mejor usar un preservativo femenino que uno masculino. Y una cosa más: no puedes usar ambos preservativos a la vez debido a que la fricción de estos puede provocar que se rompan y así contagiarte de una ETS o tener un embarazo no deseado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top