CURIOSIDADES

Una barbie sexual, ¿existe?

muneca_2506792

¿Conoces la muñeca Bild Lilli doll? ¿Sabes de quién hablamos?

Si te gustan los dibujos animados y tus padres o abuelos te han contado cosas, es posible que conozcas al personaje Lilli, una chica creada por el dibujante alemán Reinhard Beuthien para el periódico Bild-Zeitung, de Hamburgo, en Alemania. Se trataba de una chica curvilínea (es decir, con sus curvas y sus carnes) que sabía lo que quería hacer en la vida y luchaba por hacer lo que quería, su negocio. Era un personaje muy elegante, atrevido y, como no, atractiva.

Lilli se caracterizaba por ser un personaje que no tenía miedo de decir las cosas ni de enfrentarse a los hombres… Y hablamos de 1952, un año en el que la mujer todavía tenía que estar supeditado al hombre. Un ejemplo de su “forma de ser” es el de aparecer en biquini por la calle y enfrentarse a un policía cuando éste le recriminaba. ¿Su respuesta? “En su opinión, ¿cuál de las partes debería quitarme?”.

Fue tal el éxito de Lilli que se convirtió en una mina de oro y, en 1955, Lilli se convirtió en muñeca en Alemania, siendo exportada a muchos otros países poco después.

Al principio se vendía en bares y tiendas de tabaco ya que, al ser considerada como un “juguete para adultos”, era un artículo de broma entre caballeros, y desde luego nada apropiada para los niños. De hecho, en algunas ocasiones, en las despedidas de soltero, había muñecas Lilli o en los coches de hombres las llevaban colgadas en el retrovisor.

La muñeca Lilli era muy hermosa en esa época. Tenía una mirada lateral, con el iris blanco, cejas estrechas y los labios y las uñas rojos. Tenía el cabello recogido en una coleta rubia aunque también había algunas morenas. Se vendía con un traje y había también algunos complementos para cambiarla.

Y una curiosidad más: Barbie es en realidad una versión de Lilli. Fue Mattel quien adquirió los derechos de Lilli para que dejaran de producirla y, finalmente, se perdió, aunque los coleccionistas son capaces de encontrar algunas de esas muñecas sexuales o incluso de las tiras del periódico que ahora se cotizan mucho.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top