Emprendimiento

Una idea genial

people-2589817_960_720

¿Quien le hubiera dicho al que ideó las reuniones de Tupperware en la puritana América de los años 50 que su grandísima idea de ocupar a las amas de casas con reuniones entre amigas iba a ser retomada 60 años después para animar reuniones donde se habla y se vende artículos eróticos? Las exitosas reuniones tapper sex.

 

Se consume muchísimo, aquí y en el mundo entero, todo lo relacionado con el sexo; juguetes, cosmética, literatura, películas, accesorios, lencería, etc.… Antes había que reunir el valor de pasar la sombría puerta de un Sexshop para encontrarte de repente en un antro cutre, maloliente y oscuro. Después, nos llegó la era de la compra online, discreta, rápida, eficaz. Bendito Amazon, con sus paquetes banales que escondía dentro el oscuro objeto del deseo. Después llegaron las reuniones Tuppersex.

 

Pero queremos y necesitamos una atención personalizada, un consejo, el despeje de una duda. Todo esto es lo que proporciona las reuniones tapper sex. Son divertidas, excitantes, tentadoras, educativas. Se aprende muchísimas cosas ¿existe realmente el punto G, cómo se hace esta postura, los geles ayudan de verdad? Al final uno se da cuenta de que sus inquietudes no son raras y que es normal tener temporadas de más apetito Sexual, o menos, o de sentirse cansada de la rutina o de querer experimentar cosas nuevas.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top