SALUD SEXUAL

¿Vagina pequeña? ¡Hora de dilatar!

beautiful-1274063_960_720

Hay ocasiones en las que, uno de los problemas que tiene el sexo es que la mujer tengan una vagina demasiado pequeña para que entre un pene. En este caso, disfunciones como el vaginismo, que es una contracción involuntaria de los músculos a la entrada de la vagina; la coitalgia, o lo que es lo mismo, el coito doloroso; o problemas ginecológicos pueden hacer que sea necesaria la dilatación.

¿Has oído hablar de dilatar la vagina? Pues sí, se hace y de hecho hay herramientas para conseguir ayudar a la mujer a disfrutar de su sexualidad y del sexo. Pero, ¿qué sabes de ellos?

Lo primero que debemos decirte es que los dilatadores vaginales casi siempre tienen forma de cilindro de diferentes tamaños y además están hechos de silicona, un material que se sabe que tiene muchas ventajas frente a otros.

Entre los objetivos que tienen los dilatadores vaginales están el ayudar a relajar los tejidos, conseguir una mayor flexibilidad de la vagina y hacer que la mujer se sienta capaz de albergar en su interior un objeto (un pene después) sin sentir dolor.

¿Lo usan?

Hay muchas mujeres que usan dilatadores vaginales, incluso en el día a día. Para ello lo único que tienen que hacer, una vez que el dilatador ha sido limpiado con agua y jabón neutro, es introducirlo y fijarlo para que no se salga. Normalmente se empieza con unos minutos para después sacarlo.

Las mejores posiciones de estos dilatadores vaginales suelen ser la de acostada boca arriba o bien de pie con una pierna levantada.

No hay que abusar demasiado de este aparato porque sí que podría generar un problema mayor por lo que se recomienda, en caso de usarlo a menudo, que se consulte con un ginecólogo o un sexólogo para conocer las pautas a seguir en estos casos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top