IDEAS PAREJA

7 propuestas para reavivar la llama de la pareja

pareja-joven-sonriendo-juntos_1098-2017

Caer en la rutina en una pareja puede acabar con la relación, no solo la sexual, sino también la de pareja.

Cuando una pareja lleva mucho tiempo conviviendo juntos, la llama de la pasión, esa necesidad de estar con la pareja, de pasar tiempo a su lado, se va apagando. Es posible que busques más tiempo a solas, o que quieras hacer cosas sin que tu pareja esté a tu lado. En el sexo, quizás has notado que ya no lo hacéis tan a menudo como antes y, más aún, que ya no te gusta tanto. Te aburres, te cansa lo mismo siempre, como si fuera parte de un trabajo.

Pero eso no tiene por qué ser así siempre, hay formas de reavivar la llama de la pareja y, cuando eso pasa, puedes volver a la casilla de entrada, a ese enamoramiento, al sexo salvaje, a volver a vivir una segunda luna de miel. ¿Te interesa? Pues toma nota que vamos a ello.

Dale tiempo a los preliminares

Aunque te parezca una tontería, dedicar más tiempo a los preliminares, a los besos, caricias y demás puede ser la llave para erotizar el cuerpo de tu pareja. Aunque no lo creas, el cuerpo siempre está dispuesto a excitarse pero si solo vas a lo que vas, o quieres que dure lo menos posible para hacer otras cosas, tu cuerpo se estresa. Así que lo primero será buscar un rato a solas donde nadie os vaya a molestar con el objetivo claro: disfrutar de la otra persona.

Para excitar a la mujer

En el caso de la mujer, ayudar en su excitación es conocer y explotar al máximo el clítoris. Necesitas dedicarle más tiempo, tanto que sea ella la que pida la penetración, porque lo hará. Y si no, lo notarás en los movimientos que hace. Darle una dedicación al clítoris y a esa zona tan erógena permitirá aumentar las ganas de sexo y variar de algún modo la rutina que se llevaba a cabo porque ya no hay que hacerlo porque sí, sino porque lo necesita.

Para excitar al hombre

Para los hombres, además de los órganos genitales, los pezones es una zona muy erógena que no está tan explotada y que se deja mucho al margen para centrarse en otras partes. Si quieres jugar con él, puedes hacerlo con esas zonas, y con aquellas donde disfrute más (por ejemplo, hay quienes gustan de caricias en la espalda).

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top