EROTISMO

Durar más en el tantra

saint-198958_960_720

El sexo tántrico es una variación en el sexo donde no se busca el disfrute del cuerpo en un periodo corto de tiempo sino en uno largo. De hecho, los expertos en sexo tántrico son capaces de permanecer 24 o 48 horas manteniendo bien alto el placer y las ganas pero sin llegar a eyacular.

Esto, que puede parecer casi imposible, se consigue con práctica y ayuda a que la pareja disfrute más. De hecho, si tu meta es la de conseguir que tu pareja y tú lleguéis al orgasmo al mismo tiempo, necesitas que dure más, ¿a que sí? Pues bien, para ello el tantra puede ayudarte a contener la eyaculación y lograr ese objetivo que tienes: el de durar más.

Pero, ¿cómo hacerlo?

La postura sexual

Aunque no lo creas, hay algunas posturas sexuales que te permiten frenar la eyaculación lo cual hará que la otra persona llegue a su clímax y tú lo hagas de una manera más lenta. Por ejemplo, en la penetración, lo mejor es penetrar pero no moverse, solo sentir lo que os une. Eso sí, cuidado con tus movimientos internos porque puedes hacerle pasar un momento tenso si aprietas demasiado.

Otra forma es la de ayudar a tu pareja presionando en el momento en que casi no puede más para frenar el orgasmo, o provocar algo de dolor para que se despiste y pierda la pasión (que en realidad no la pierde, solo queda a un segundo lado para después continuar creciendo).

Respiración

La respiración es otra parte importante que puede ayudar a durar más y a retrasar la eyaculación. Tienes que llevar un ritmo pausado y tranquilo, centrándote en ella, no en lo que el cuerpo te pide.

Pausas y sexo

A la hora de practicar sexo, no te vamos a decir que estés siempre quieto, hay que moverse, pero para hacerlo y aguantar más, deberás permitirte realizar movimientos cortos, pausas que serán más o menos largas dependiendo del límite de la pareja, y de nuevo movimientos. Es una forma de pasar tiempo con la pareja y de aprovechar el tiempo para conocerse más.

Olvida las tareas

Uno de los problemas de la eyaculación rápida es que, como se está pensando en todo lo que hay que hacer, solo quieres acabar cuanto antes. Para evitarlo, intenta dejar todo atado para tener varias horas libres. Y, por supuesto, deja los problemas fuera de la habitación.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top