PSICOLOGÍA

Maltratando hombres, ¿eso cómo se come?

primer-plano-de-hombre-de-negocios-usando-su-telefono-con-plantas-detras_23-2147577294

¿Quién dice que no se maltrata a los hombres? Según los datos que se barajan, cada vez son más los hombres que sufren violencia de género (enmascarada en violencia doméstica, que así las penas son menores para las mujeres) en España y en el mundo entero.

Pero, ¿cómo se puede maltratar a un hombre? Pues hay varias formas de hacerlo.

  • Muchas mujeres logran meter miedo a los hombres amenazándolos con algo que a ellos les puede dar miedo como perder a sus hijos o matarse a ellas mismas, cuando puede que no se cumplan esas amenazas. Sin embargo, el miedo a que ocurra algo les hace obedecer sin rechistar.
  • Es quizá uno de las primeras formas de violencia al hombre ya que se trata de crear una dependencia hacia la mujer para que su autoestima baje y piense que no puede hacer nada solo.
  • No dejar que salga con amigos, con familiares, separarlo de todo y reducir la posibilidad de que haga cosas que le satisfagan, al menos no solo, sí con la pareja. También es normal que, a la vuelta del trabajo, preguntas sobre lo que ha dicho, lo que ha contado, etc. pueden ser habituales (igual que si recibe una llamada de alguien).
  • Agredir al hombre, sin que sean lesiones graves, por supuesto. Aunque en el caso de la violencia de la mujer al hombre habitualmente se suelen utilizar otros objetos como tijeras o cuchillos cuando el grado de violencia es demasiado alto.
  • En ocasiones las mujeres también tienden a echarle la culpa de todo, sean o no los causantes del problema que genera esa culpa. Esto hace que el hombre comience a pensar que no es lo “suficientemente hombre”, que no es lo que debe ser y se mina con ello su autoestima, haciendo que cada vez dependa más de las necesidades y deseos de su pareja.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha puesto en marcha un test para descubrir si se sufre maltrato. Este test está enfocado a las mujeres aunque pueden usarlo los hombres. Sin embargo, es un claro ejemplo de que aún no se contempla la violencia de género de los hombres a pesar de existir cada vez más casos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top