BDSM

Qué características tiene una persona sumisa

handcuffs-2726660_960_720

Cuando salió el libro de 50 sombras de Grey muchas mujeres quisieron cumplir la fantasía de ser sumisas. Ceder el control a una persona para que sea quien los catapulte al placer es una forma de disfrutar del sexo pero, ¿cualquier mujer puede ser sumisa?

Lo cierto es que no. No todas las mujeres pueden ser sumisas, aunque los expertos en BDSM sí que entienden que una mujer, como un hombre, puede sentirse en algunos momentos más Ama/Amo que sumisa/sumiso.

Ahora bien, ¿qué caracteriza a una persona sumisa?

Una persona sumisa es aquella que se caracteriza por la entrega y dedicación, sobre todo a su dominante o Amo, ya que todo lo hace para esa otra persona. Puede llegar a renunciar a sus sueños para cumplir con los de la otra persona.

Una persona sumisa puede tener límites, pero puede superarlos o estirarlos si se la lleva por el camino correcto. Esto no quiere decir que la persona dominante no deba respetarla, al contrario, ha de hacerlo, y para ello se establece un código de colores, pero el objetivo de esa persona es lograr que la sumisa supere sus miedos y límites.

Una persona sumisa puede tener la necesidad de ser aceptada y aprobada por todo el mundo, de ahí que el que el dominante la elogie hace que el efecto sea muy satisfactorio (es como si estuvieras haciendo algo y todo el mundo te alabara por haberlo hecho bien).

Una persona sumisa no toma el control de la situación, se deja llevar.

Sabemos que hay una línea muy fina entre una sumisa y una dependencia, y es el dominante el que ha de controlar que la otra persona no se pierda entre ellas. Es por eso que, los verdaderos dominantes saben que, aunque una mujer sea sumisa, no quiere decir con ello que no deba respetarse, tener voz y voto o vivir una vida al margen de él.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top