CONSEJOS

Que el sexo telefónico no te dé malas experiencias

empresaria-en-un-centro-de-llamadas_1098-984

¿Has practicado alguna vez sexo telefónico con tu pareja? ¿Has disfrutado de esa sensación de estar hablando, tocándote, y al mismo tiempo pensando que, si alguien te pillara, no sabrías qué hacer? Pues toma nota porque es una experiencia increíble.

El sexo telefónico también se le conoce como masturbación “en tándem” e implica el acariciarte mientras hablas por teléfono al mismo tiempo que él hace lo mismo. De hecho, para las parejas que nunca lo han hecho supone un desafío porque pueden contarse fácilmente pero es una forma de comunicación y de sacar a la luz las fantasías que puede tener uno de los dos.

Ahora bien, el sexo telefónico para que salga bien debe seguir unas pautas ya que, de lo contrario, ni tú vas a disfrutar ni tampoco lo va a hacer tu pareja. ¿Quieres que te demos algunos consejos?

  • Empieza poco a poco. Si no sueles expresar tus fantasías o iniciar el sexo puedes hacerte sentir mal por ese comportamiento pero en realidad no hay nada malo. Puedes ir introduciendo poco a poco una conversación sexy, subida de tono, haciéndole imaginar lo que haces, cómo te acaricias o cómo querrías que él lo hiciera. También deberías decirle lo que le harías.
  • Las fantasías son sueños, no tienen por qué hacerse realidad pero te permiten dejar tu mente libre y sentir. De eso se trata en este momento, de fantasear y dejarte llevar. Tú puedes escuchar y él puede escucharte. Es cuestión de saber quién inicia la conversación.
  • Un hombre necesita estímulos visuales, así que va a necesitar que le digas en todo momento lo que vistes, lo que sostienes, con lo que juegas, etc. Es una forma de que pueda visualizar tu imagen. De hecho, si hasta puedes enviarle una imagen, harás que su excitación suba mucho más.
  • Cumple sus peticiones. Sabrás cuándo empieza a excitarse en el momento en que te pida que hagas cosas, que te toques en ciertas partes o que le digas qué te gustaría que te hiciera. Es cuando debes hacerlo, y dejarte llevar.

Una vez llegues a ese punto tienes dos opciones: llegar al orgasmo o dejarlo en ese punto hasta que llegue a casa. Eso ya depende de cada pareja.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top