maternidad

¡Que ni embarazada te quiten el follar!

pregnancy-1742141_960_720

Quedarse embarazada no significa que haya que estar varios meses sin tener relaciones sexuales. De hecho, el 50% de las parejas dejan de practicar sexo en esos meses pero, salvo que la salud del bebé o de la madre esté en riesgo, el sexo no tiene por qué eliminarse y además, es beneficioso para la madre.

Si nos basamos en pruebas, las parejas que tienen relaciones sexuales son más felices y están más tranquilos con el embarazo y la llegada del nuevo bebé. Ahora bien, sí que es verdad que no se pueden llevar a cabo las mismas relaciones sexuales que cuando no se está embarazada, más que nada por la barriga y porque, a veces, el propio bebé también protesta si le haces daño. Así que vamos a darte algunas posturas para que “el follar no se acabe”.

La cuchara

La postura de la cuchara es ideal para una embarazada que, además, sabes que han de dormir de lado para evitar problemas. En ella tienes que colocarte de lado mientras tu pareja lo hará detrás y se producirá una penetración por detrás (vaginal o anal, como se quiera). Lo bueno de la postura es que, al no haber una penetración muy profunda, no tendréis miedo a hacerle daño al bebé y podréis disfrutar. Un añadido más es que la pareja podrá acceder a tocar ese punto que te catapulte al placer: el clítoris.

El perrito

Otra de las posturas que puedes usar es el perrito, entrando por detrás mientras tú estás a cuatro patas. Dependiendo de tu resistencia física podrás aguantar más o menos pero seguro que disfrutas mucho con ella.

La vaquera al revés

En este caso te pondrás encima de tu pareja para controlar la penetración. Un truco para que no tengas mucho problema es colocarte al revés, es decir, mirando los pies de tu pareja. Ésta ha de tener las rodillas flexionadas de tal modo que puedas apoyarte en ellas para subir y bajar en la penetración.

La gaviota

En este caso has de estar tumbada en la cama pero con los pies fuera y apoyados (con lo que queda el trasero casi fuera). Tu pareja será la que se arrodilla (colocad un cojín para las rodillas) y te penetre. No hay fuerza en este caso por tu parte y será más relajada ya que el bebé estará tranquilo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top