CONSEJOS

Si haces el pájaro carpintero, lo catapultarás al cielo

bird-photography-naturaleza-pajaro-carpintero-fauna-pajaros_1376-15

¿Quieres volver loco a tu pareja? ¿Quieres hacerle disfrutar de un momento único para él y al mismo tiempo disfrutar tú? Pues ya sabes, toma nota de la postura del pájaro carpintero, porque ha llegado para quedase.

La postura del pájaro carpintero es solo para hombres a los que les gusta dominar en la cama, ya que, si no es tu caso, es posible que no la disfrutes tanto (o simplemente, mujeres, hay que cambiar las tornas y hacer un pájaro carpintero diferente).

La verdadera postura del pájaro carpintero deja todo el control al hombre ya que es quien va a controlar los movimientos de su aparato y también el “recipiente”, es decir, a la mujer. Se trata de una posición para el sexo oral pero, lejos de pensar que va a dar mucho trabajo a la mujer, lo cierto es que no es así, es el hombre el que hará más movimientos y disfrutará más con el control.

Para realizarla, el hombre ha de colocarse de tal manera que su pene se encuentre a la altura de la cara de la pareja y pueda introducirlo en la boca fácilmente. Ella no debe hacer nada más, es el hombre quien controla las penetraciones, profundidad, ritmo, etc. En definitiva, es él quien disfruta de ella.

Por supuesto, también se puede hacer de otra forma, por ejemplo en la cama, estando ella recostada y él poniéndose de pie en ella y acercando el pene a la boca de ella.

Ahora bien, como hemos dicho antes, si prefieres la postura en la que sea la mujer la persona dominante, el pájaro carpintero puede cambiar y ser la mujer la que controle la situación, aun estando por debajo de él. Para ello, nada como usar las manos, boca, labios, lengua y sí, también los dientes.

En cuanto a satisfacción, lo cierto es que ambas son igual de placenteras pero aquí va a depender de si el hombre quiere ceder el control o mantenerlo. Si quiere tener el control de la situación entonces deberá hacer la postura del pájaro carpintero original. En cambio, si busca más ceder el control, entonces es la mujer la que deberá encargarse de darle placer (o de dárselo ella para después hacer disfrutar a la otra persona).

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top