BDSM

Soy sumisa y llevo collar

necklace-1738881_960_720

Ser sumisa real conlleva, en muchas ocasiones, llevar un collar que lo acredite. El collar es una marca que las sumisas (y sumisos) llevan en su cuello para que se vea que esa persona le pertenece a otra persona. Es un símbolo de entrega y de confianza en una relación de Dominación y sumisión ya que:

  • En el caso del Amo él confía en que esa persona es merecedora de su confianza y de que hará lo que él le pida (siempre con las limitaciones que, en esa relación, se impongan).
  • En el caso de la sumisa, implica la entrega total a esa persona, como si de un amor se tratara, donde sabe que le será fiel y lo obedecerá porque es quien más la conoce.

Uno de los errores que la literatura erótica ha traído a las relaciones de Dominación y sumisión es suponer que es el Amo el que ofrece el collar a la sumisa. En realidad, en el BDSM, es la sumisa quien pide el collar y el Amo quien decide si dárselo o no.

Hoy día existen muchos tipos de collares en BDSM como son:

  • Collar de adiestramiento. Es un collar que no es el definitivo pero que deja claro que esa persona, hombre o mujer, está sometido a sesiones de adiestramiento para reforzar su posición de sumisión; es decir, que está aprendiendo a ser sumisa o sumiso.
  • Collar de bondage. Es un collar especial que puede utilizarse también en sesiones de bondage. No es realmente el collar definitivo de una sumisa sino más bien un instrumento que lleva al cuello.
  • Collar de castigo. Es un collar que puede ser más pesado o llevar argollas para castigar a la sumisa o sumiso en ciertos momentos impidiéndole, en la mayoría de los casos, inclinar la cabeza, torcerla, etc. Hay muchos tipos, desde los que llevan un aro de metal para poder atarlo e inmovilizarlo a púas en el interior o exterior para impedir el movimiento del cuello de la sumisa.
  • Collar real. Es el verdadero collar de sumisión que el Amo entrega a la sumisa a la que realmente ve preparada para ser suya. En algunas ciudades aún se celebra una ceremonia especial (algo así como un casamiento BDSM donde se entrega el collar por parte del Amo y la entrega y sumisión por parte de la sumisa).
  • Collar virtual. Es un nuevo collar que, tras internet, surgió. Este collar suele venir expuesto por el uso de llaves (en caso de que la relación solo sea virtual), por corchetes (si la relación es real) o de ambos si es una relación de dominación y sumisión real y virtual.
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top