CONSEJOS

6 consejos para hacerle babear por ti

chica-rubia-en-blanco-y-negro_1153-145

Tener suerte en el amor y en el sexo pasa por una misma. Y saber ligar y hacer que los hombres caigan rendidos no es fácil, sobre todo si no sabes cómo hacerlo. Así que aquí os dejamos unos consejos con los que estamos seguras que vais a hacerles babear.

Consejo 1: Observación

¿Has visto algunos documentales de animales? Antes de ir a por una presa, la observan, miden sus movimientos, se toman su tiempo. Pues bien, eso mismo es lo que debes hacer. Necesitas saber cómo es la persona que quieres seducir. Eso sí, cuidado que no te pille, puedes parecer una acosadora.

Consejo 2: Hazle imaginar lo que serías capaz de hacerle

Aunque no te lo creas, la imaginación juega a tu favor a la hora de seducir y con tus ojos, y tus gestos, puedes lograr que se imagine muchas cosas. Así que usa tu mirada y la palabra para hacerle soñar con tenerte cerca. De esa forma, tendrás mucho conquistado.

Consejo 3: Seduce, pero con sutileza

Seducir no es ir a saco a por esa persona o insinuarte como si buscaras algo “aquí y ahora”, aunque sea verdad. Necesitas atraerlo pero si descubre lo que quieres hacer, es posible que acabe haciendo lo contrario (es la lógica, hasta los niños saben que, si se les obliga, harán lo contrario). Así que hay que ser discreta.

Consejo 4: Aprovecha tus puntos fuertes

Todas los tenemos. Y no, no porque estés gordita, seas bajita, o tengas otro problema quiere decir que no haya hombres que se sienta atraídos por ti o no tengas puntos fuertes. Los tienes, solo que quizá no los ves. En ese caso, pide ayuda a tus amigas para que te digan qué es lo mejor de ti y saca partido de eso.

Consejo 5: Hazle tu centro de atención

Los hombres quieren sentirse importantes, quieren ver que te interesan, y eso se consigue escuchándoles, sabiéndote su nombre. Ellos han de ser el centro de atención, y por eso es conveniente que sepas centrarte en la persona que te interesa.

Consejo 6: No te des tan fácilmente

Hacer todo lo anterior no significa ser una chica buena y “fácil”. También hay que poner las cosas difíciles de vez en cuando. Y eso lo consigues dándole una de cal y una de arena, atendiéndole, pero marcando las distancias, aun cuando te gusta.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top