SECRETOS

¡Folla sin compromiso!

primer-plano-de-novio-abrochandose-la-camisa_1153-444

Cuando somos pequeñas, muchas veces vemos películas en las que se ve que siempre hay un príncipe azul. De mayores, nos damos de bruces con la realidad y es que no siempre vamos a encontrar a ese príncipe azul, a veces hay que probar, por diversión, dejando a un lado las emociones, para disfrutar, para vivir una experiencia sexual con alguien.

Eso no significa, como puede pasarte, que vayas a ser una degenerada o que no tengas consideración con la otra persona. El sexo casual o por placer existe y no es malo en absoluto, es una forma de compartir con otra persona una satisfacción sexual sin que lleve a más.

Pero hacerlo, quizá no te sea fácil. Por eso vamos a darte las claves:

  • Adiós emociones. Vas a compartir tiempo en la cama con una persona, no a casarte con ella, ni a ligártelo, ni a pensar que va a ser el amor de tu vida. Solo es sexo, no amor.
  • No mientas. No se trata de mentir a la otra persona o de decir o hacer algo que no sabes hacer bien. Sí es cierto que tienes que ser un poco más misteriosa, más desinhibida, y de gemir un poco más para que sepa si lo hace bien o no. Recuerda que seréis desconocidos y que ninguno de los dos sabe lo que le gusta al otro, así que hay que explorar.
  • Sexo salvaje, pero humano. No se trata de usar a la otra persona como si fuera un juguete sexual y ya está. Hay que tener un poco de consideración también, que es una persona. Que dejemos los sentimientos fuera de la cama está bien pero recuerda que estás con otra persona y que debes respetarla.
  • Preliminares, sí. Sobre todo porque te van a servir para conocer a la otra persona y porque con ellos vas a pasar más tiempo con ella. Ahora bien, si solo quieres el coito propiamente dicho, adelante, también es sexo casual y puedes disfrutarlo, aunque para ello habrás de tomar algunas precauciones más, sobre todo si no hay suficiente lubricación.
  • Evita situaciones románticas. Eso de quedaros a dormir en la misma cama, preparar un baño, encender velitas, cenar juntos… Hablamos de una pareja sexual, sin compromisos, algo casual. La gente en esos momentos no busca ni pareja ni tampoco quiere nada de eso, al final acabará huyendo.
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top