Ysabel Velásquez

Sexualidad y Cancer de Mama: 5 recomendaciones para la pareja

hiv-2715296_960_720

El cáncer de mama supone un desafío psicológico para la mujer quien lo padece. Enfrentarse a la mutilación de un o ambas mamas la lleva sentirse menos femenina, menos sensual, una mujer menos completa.

El tratamiento de quimioterapia también genera modificaciones hormonales, la mayoría de los cánceres de mama son dependientes de los estrógenos, y algunos tratamientos pasan por inducir la menopausia, este desafío es especialmente difícil para las mujeres jóvenes que aún no han tenido hijos o aquéllas que desean tener más, además genera una disminución importante del deseo sexual, mayor lentitud para lograr la excitación y falta de lubricación vaginal, así como dolor coital y dificultad para alcanzar el orgasmo. Si la paciente es postmenopáusica también puede experimentar alteraciones en su respuesta sexual. Todo esto genera un extrañamiento del propio cuerpo y una evitación del sexo.

No menos importante, los neurotrasmisores involucrados en la actividad sexual como la dopamina, la serotonina, la vasopresina y la oxitocina también se alteran con la quimioterapia, eso explica los cambios de humor, y también la necesidad de ser mimadas.

Estudios demuestran que casi la mitad de mujeres con cáncer de mama tiene algún tipo de disfunción sexual, sea a causa de tratamiento farmacológico, el cambio drástico de su imagen corporal o por el impacto del diagnóstico.

La pareja debe estar consciente de todos estos cambios físicos y emocionales, conocer que son inherentes al tratamiento y brindar un acompañamiento afectivo consciente. La intimidad es una fuente de bienestar que no debe ser dejada de lado, por ello traigo 5 recomendaciones para la pareja de estás damas guerreras:

1.- No seas demandante: si tu chica está pasando por la quimioterapia seguramente estará muy sensible y fatigada, es absolutamente normal que no le apetezca el sexo, presionarla no es una buena idea, pero si debes reforzar su autoestima halagándola y recordándole que ante tus ojos sigue siendo atractiva.

2.- Enfócate en el placer: sexo no es sólo coito, así que al momento de la intimidad es importante enfocarse en que la expresión erótica sea muestra de amor y complicidad. Caricias y besos no debe ser mezquinos, recorre todo el cuerpo para activar sensaciones táctiles, técnicas de estimulación mutua son bienvenidas, con comunicación permanente entre ambos para conocer sus preferencias y deseos, recuerda que lo que pudo haber disfrutado en el pasado puede desagradarle ahora, y no pasa nada…se trata de descubrirse de nuevo.

3.- Redefine tu idea de sensualidad: para los hombres, que son tan visuales, el tema de la cicatrices en los pechos puede convertirse en un choque, porque contraviene al imaginario de lo sensual con el que crecieron. No le pidas a tu chica que se cubra si no lo desea hacer, que se sienta en confianza para estar desnuda es liberador y muy importante para ella, hazla sentir atractiva y deseada.

4.- Lubricante a base de agua: si llega el momento del coito no olvides tener a mano un lubricante, e ir despacio, nada de posiciones acrobáticas el primer día.

5.- La confianza alimenta al deseo: cuando la mujer siente confianza y seguridad, el miedo de ser juzgada, cuestionada y rechazada se desvanece y esto aumenta el deseo sexual. No te olvides que nosotras somos más auditivas, más románticas, así que incluye todos estos elementos, que más que sexo sea hacer el amor, expresar en caricias, besos y demás el amor y la consideración que sientes por ella, eso definitivamente contribuirá de forma positiva en su recuperación total.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

To Top